Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Batacazo en el Gamper

  • Barcelona 0 - 1 M. City
Barcelona 0 - 1 M. City
Defensa Central Defensa Central

Ridículo, batacazo, desastre... Son los adjetivos que se pueden poner a la horrorosa actuación del Barcelona ante el Manchester City, en el que un solitario gol de Petrov bastó para el triunfo de un equipo inglés que no vio en ningún momento su portería en peligro. Guardiola apostó por un once lleno de canteranos, y así le fue...

Era el Gamper de Ibrahimovic, pero el partido se lo llevó el Manchester City (0-1), extraordinario botín para el equipo inglés frente a la desesperación del Barcelona, que desplegó todas sus armas en el estreno del delantero sueco para asegurarse la 44ª edición del Gamper. No fue posible porque un solitario contragolpe del conjunto inglés acabó por amargarle la noche. Un sólo remate entre los tres palos en su única aproximación al área de Pinto le sirvió al City para llevarse el Gamper, el primero para un equipo inglés. Frente al entusiasmo del Barça se impuso la raquítica efectividad del equipo inglés, una pila de millones en el césped que desplegó un fútbol mediocre y poco ambicioso.

LOS SUPLENTES NO DAN LA TALLA

Al Barça, en cambio, no se le reprocha su persistencia. Tiene un modelo de juego y es fiel a su esquema, frente a rivales de cualquier condición o pelaje, en casa o en domicilio, con lluvia o calor. Pero cuando aparecen 22 futbolistas en un sólo partido, con un buen puñado de imberbes, una ensalada de futbolistas, el equipo corre el riesgo de agrietarse. Aunque costó reconocerle, comenzó el equipo de Guardiola con una interesante mezcla de jugadores entre titulares, secundarios y jugadores del filial. Montoya y Fontàs, titulares en defensa. Busquets, Gudjohnsen y Touré como motores del equipo y un trío atacante exclusivamente casero, con Jeffren, Pedro y Bojan.

SIN XAVI, EL BARÇA NO FUNCIONA

Sin Xavi, el Barça es menos Barça. Sin Messi, es menos imaginativo, por más que Pedro y Jeffren activasen las bandas, bulliciosos ambos, con ganas de ofrecer un fútbol fresco y festivo. No lo tuvieron fácil ante el City, un equipo industrial, con la mente ya en la Premier recién iniciada, empeñado en anular cualquier guiño al espectáculo. Un robo de balón en la medular permitió al equipo de Mark Hugues organizar un rápido contragolpe que sería decisivo. Tévez, que pasó de puntillas por el Camp Nou, entregó en corto para Ireland en el círculo central, y éste encontró un hueco a la espalda de Montoya. Por allí apareció Petrov, un viejo rockero, para batir a Pinto en el mano a mano.

IBRAHIMOVIC, DESAPARECIDO EN COMBATE

Boquiabierto, el Barça se resignó a arreglar la papeleta en la reanudación. Guardiola revolucionó de arriba a abajo al equipo y, por fin, dio entrada a Ibrahimovic y Messi. También a Alves y Piqué. Y el Barça comenzó a parecerse a sí mismo. Con la artillería pesada en el campo, el Barça carburó mejor. Apretó al City hasta convertirlo en un equipo menor, acorralado junto a su portero Given. El equipo azulgrana se hizo fuerte en la banda derecha con Alves, garantía de peligro. Por la izquierda percutió Gai, otra joya de la cantera. Y en el centro, otro descubrimiento, Thiago, 18 años, un centrocampista creativo y de carácter. Ser hijo de Mazinho ayuda a desenvolverse entre los grandes.

SÓLO AL FINAL DEL PARTIDO CREARON PELIGRO

La contribución de Jonathan dos Santos, hermano de Giovanni, ex jugador de la cantera del Barça, acabó por eclipsar al gran protagonista de la noche, Zlatan Ibrahimovic. El sueco estuvo voluntarioso, pero falto de acierto y de coordinación. Jonathan y Messi tuvieron el empate en sus botas, en sendos disparos al larguero. El del argentino, en el último minuto del partido. Pero la suerte no acompañó al Barça, convertido en un experimento en la presentación ante su público. Sin fortuna, pero con voluntad, el equipo cerró el Gamper resignado, pero satisfecho de su esfuerzo, de su fidelidad a un modelo y de la amplitud de su cantera.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información