Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Vuelven los Pupas S.A.

  • At. Madrid 1 - 1 Racing
At. Madrid 1 - 1 Racing
EFE EFE

El Atlético no supo pasar de un pírrico empate ante el Racing de Santander en un encuentro en el que ofreció una pobre imagen y un futuro desalentador con una plantilla corta de efectivos y que insiste en los errores del pasado curso.

Afrontó, sin embargo, el Atlético el partido consciente de la importancia de un triunfo que sirviese de bálsamo para la incendiada afición, indignada por la errática política deportiva del club, que no se ha reforzado para una temporada cargada de compromisos. Un error claro y craso, que el Atlético comenzó a pagar en Málaga, con clara derrota por 3-0, y que siguió acusando ante el Racing en el segundo envite liguero.

1 - At. Madrid: Asenjo; Valera, Ujfalusi, Juanito, Antonio López; Sinama (Keko m. 52), Cleber Santana, Assuncao, Simao; Jurado (Reyes m. 78) y Kun Agüero (Forlán m. 46).

1 - Racing: Toño; Crespo, Henrique, Morris, Sepsi; Arana, Diop, Lacen, Serrano; Munitis (Pinillos m. 48) y Geijo (Xisco m.72 Toni por éste m. 80)

Goles: 1-0: m. 42, Jurado. 1-1: m. 45: Serrano.

Arbitro: Alfonso Alvarez Izquierdo (Colegio Catalán). Enseñó cartulina amarilla a Arana y Assunçao. Roja directa a Crespo (m. 47) por una entrada Simao.

Incidencias: partido de la segunda jornada de liga, disputado en el estadio Vicente Calderón de Madrid, ante unos 50.000 espectadores..

SORPRESAS EN EL EQUIPO DE ABEL

Ante los cántabros, no pudieron ser titulares el argentino Maxi Rodríguez ni el uruguayo Diego Forlán, convalecientes de los partidos con sus selecciones y necesitados de descanso. Tampoco lo hizo, obviamente, el holandés John Heitinga, el lateral derecho titular de Abel durante toda la pretemporada y traspasado al Everton inglés unas horas después de que se cerrase el mercado de fichajes en España. En su lugar actuó Valera, declarado transferible durante el verano y del que el Atlético prescindió la pasada campaña al cederlo al Racing. No tuvo su tarde el futbolista y Abel deberá buscar otra alternativa para esa demarcación.

Con Raúl García e Ignacio Camacho lesionados, Abel Resino se vio obligado a incluir en la convocatoria a los canteranos Koke y Keko y a componer una alineación de circunstancias. Y, como es lógico, un Atlético sin novedades de relumbrón (sólo el portero Sergio Asenjo se puede considerar como tal) volvió a exhibir las mismas carencias que en el curso pasado. No se le pudo reprochar a los jugadores falta de ganas por agradar a una afición muy molesta, pero otra vez aparecieron los errores defensivos y la clara ausencia de un organizador.

JURADO, EL MEJOR DE LOS ROJIBLANCOS

Empezó, no obstante, el Atlético bien, con un José Manuel Jurado como su mejor hombre. El ex madridista fue la mejor noticia para los rojiblancos, que vieron en él una buena alternativa en el ataque para cuando haya que dar descanso a los intocables Agüero o Forlán. Jurado le echó ganas y agradó con su movilidad y regate. Fue un buen asistente del Kun por la banda y vio premiado su buen trabajo con un precioso tanto (m.42) que calmó por unos minutos a la hinchada, los que tardó el Racing en empatar por mediación de Serrano (m. 45).

Antes, lo cántabros habían tenido una clamorosa ocasión en la botas de Geijo, que solo ante Asenjo cruzó en exceso el balón (m. 20), y otra no menos clara de Arana (m. 40), a la que respondió Asenjo con fortuna para evitar el tanto. Por el Atlético pudieron anotar Agüero, Simao y el propio Jurado, aunque fueron jugadas esporádicas, pues al Atlético, que tuvo la iniciativa y el mando, adoleció de un plan claro.

FORLÁN NO FUE SUFICIENTE

Salió Diego Forlán en la segunda mitad en lugar del Kun, también hastiado de su periplo con Argentina, y enseguida el uruguayo se encontró con la ocasión de marcar, aunque se precipitó en el disparo. El lateral Crespo vio la tarjeta roja directa por una dura entrada a Simao, cuando el portugués enfilaba a Toño y dejó al Racing con un efectivo menos con casi toda la segunda mitad por delante.

Tenía que ser todo más fácil para los locales, que vieron en Forlán el revulsivo que reclamaban. El uruguayo, que volvió a ser aclamado por la grada tras un disparo lejano que paró con éxito Toño, fue de lo mejor de su equipo en el segundo acto. Pero no fue suficiente. El Atlético no tiene juego y tropezó en los mismos errores ante un Racing ordenado y que no sufrió para defender el empate con un hombre menos. El Atlético, que pagó los errores de planificación estivales, fracasó sin que se atisben soluciones de urgencia.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información