Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Golpe de autoridad del Lyon

  • Debreceni 1 - 4 Olympique Lyon
Debreceni 1 - 4 Olympique Lyon
EFE EFE

El Olympique de Lyon, uno de los favoritos del grupo E, definió en poco tiempo el encuentro que le midió al Debrecen, al que goleó (0-4).

El equipo francés, que salió a la cancha con tres atacantes, comenzó a fabricar los goles en el tercer minuto, cuando Kallström marcó el primero, con un tiro de unos 17 metros.

                             FICHA TÉCNICA

0 - Debrecen: Poleksic; Bodnár, Komlósi, Fodor, Leandro; Szakály (Dombi, m.85), Kiss, Czvitkovics, Varga, Laczkó; Coulibaly

4 - Lyon: Lloris; Réveillére, Cris, Toulalan, Cissokho (Kolodziejczak, m.78) ; Clerc, Makoun, Kallström; Govou, Gomis (Ederson, m.54), Pjanic (Gonalons, m.58)

Goles: 0-1 Källström (m.3); 0-2 Pjanic (m.13); 0-3 Govou (m.24), 0-4 Gomis (m.51)

Árbitro: Tom Henning Overbro (Noruega). Mostró tarjeta amarilla a Szakály (m.59), Gonalons (m.68).

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones disputado en el Puskás Ferenc Stadion (Budapest), ante unos 42.000 aficionados (400 de ellos franceses).

LOS HÚNGAROS, MUY INFERIORES

Los húngaros buscaban las posibilidades en el mediocampo, pero sin llegar a oportunidades, mientras que en el minuto 13, Pjanic marcó el segundo de los franceses, con un tiro libre perfecto de unos 20 metros. El Lyon ya dominaba el juego, que prácticamente hacía en la cancha lo que quería. En poco tiempo llegó el tercer gol, después de un remate de cabeza de Govou que se desvió en dos defensas magiares confundiendo el guardameta húngaro, que no llegó hasta el balón.

La primera llegada magiar hasta las cercanías del arco francés se logró en el minuto 26, pero los del Debrecen no fueron capaces de pasar por la defensa del Lyon. En los primeros minutos de la segunda parte el Debrecen intentó jugar un fútbol más agresivo y de espíritu atacante, pero Gomis con un balón que recibió de Kallström siguió convirtiendo en realidad las pesadillas magiares, marcando el cuarto tanto en el minuto 51.

EL LYON, SOBRADO AL FINAL

Fue pocos minutos después cuando los magiares llegaron a su mayor oportunidad, con un disparo de Rudolf, que pasó a pocos centímetros sobre el palo superior del arco francés. El entrenador francés, Claude Puel, a esta altura del partido decidió asegurar descanso a sus mejores, sacando a Gomis y Pjanic, sustituidos por Edelson y Gonalons. El juego no cambió y los húngaros se salvaron de unos tantos goles gracias a que los franceses desperdiciaron claras ocasiones, pero que seguían dominando en todas las áreas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información