Ir a versión clásica Ir a versión móvil

De 'auditoría de seguridad', NADA

  • Los informes no analizan cuestiones de seguridad de los cuatro vicepresidentes
El 'BarçaGate', espionaje puro y duro
EFE EFE

Los informes de los cuatro vicepresidentes del FC Barcelona, encargados por el club y que en un principio se habían efectuado para preservar la seguridad de los mismos, no tienen que ver con este aspecto, sino con cuestiones empresariales y patrimoniales, analizadas en clave electoral, tal y como informan hoy dos periódicos barceloneses.

Después de que hace unos días apareciera en El Periódico de Catalunya, una información según la cual cuatro vicepresidentes del Barça (Jaume Ferrer, Joan Franquesa, Joan Boix y Rafael Yuste) estaban siendo investigados a cargo del club, el director general del Barcelona, Joan Oliver, explicó que se trataba de "una auditoría de seguridad" para "proteger" a los directivos, tras los indicios de que uno de ellos que estaba siendo seguido.

Sin embargo, nuevos datos aportados hoy por el citado periódico desmontan esta teoría, al afirmar que los informes, por los cuales el Barça pagó 56.000 euros, se limitan "a cuestiones empresariales y patrimoniales de los investigados".

En algunos casos se detallan contenciosos judiciales que podrían tener efectos negativos. Y es que en el seno de la junta directiva se debate desde hace semanas las posibles candidaturas con vistas a las próximas elecciones.

EXTRACTO DE LOS INFORMES

En los extractos de los informes, publicados hoy por El Periódico de Catlunya y elaborados por la agencia de detectives Método 3, se incluyen datos, en ocasiones inexactos, que no tienen nada que ver con cuestiones referentes a la seguridad de los investigados. Así, sobre Jaume Ferrer (vicepresidente de mercadotecnia) se dice que "esta procesado por apropiación indebida y delito societario". De Joan Franquesa, ex concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallés, se destaca que "está imputado conjuntamente con el ex alcalde (Joan Aymerich) y seis personas más vinculadas al consistorio por las presuntas irregularidades cometidas" al permitir la instalación en el municipio de una empresa farmacéutica.
El vicepresidente económico, Joan Boix, "es poco carismático, pero con un currículum irreprochable", según el informe de los detectives, que en este caso no apreciaban ningún aspecto que pueda ser considerado de riesgo. En cuanto a Rafael Yuste, vicepresidente deportivo, se insiste en que "no tiene perfil de directivo".

En el informe se recoge también que de los cuatro vicepresidentes investigados, Yuste es el que cuenta con "un patrimonio más discreto" y los detectives destacan en algunos pasajes del documento "las simpatías que despierta entre la mayoría de sus subordinados".

Tanto el presidente del Barça, Joan Laporta, como el director general, Joan Oliver, quien fue el que justificó la investigación "como una operación destinada a garantizar la seguridad de los vicepresidentes" se encuentran estos días en Sudamérica donde inauguran centros para jóvenes en México, Ecuador y Argentina.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información