Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Polonia se distancia de la hostilidad mediática

EFE - Viena EFE - Viena
La selección polaca de fútbol se ha distanciado de la hostilidad mediática desplegada por un diario polaco que publicó un fotomontaje con la cabeza decapitada del capitán del equipo alemán Michael Ballack. El entrenador del combinado polaco, Leo Beenhakker, se disculpó hoy en nombre de su equipo desde la sede donde está concentrada, en la localidad austríaca de Bad Waltersdorf. "Fue una cosa terrible y queremos distancias desde aquí de esta gente desquiciada, sucia y enferma", comentó el técnico holandés la foto trucada divulgada por el diario sensacionalista polaco "Super Express" en la que Beenhakker sostiene las cabezas decapitadas del seleccionador alemán Jogi Löw y de Ballack.

"Queremos disculparnos ante la población alemana por lo que fue publicado ayer en la portada de un periódico en Polonia", dijo Beenhakker. "Sé que en el fútbol se esconden muchas emociones, especialmente en Polonia contra Alemania (que se juega el 8 de junio en Klagenfurt, Austria), pero ya dije desde el primer día que ya sabíamos que debemos cortar completamente estas emociones y sentimentalismo", agregó.

La rivalidad entre Alemania y Polonia data de varios siglos, pero las atrocidades cometidas por las hordas nazis durante la Segunda Guerra Mundial en Polonia exacerbaron estos sentimientos, lo que se aún siente hoy en amplios sectores de la población polaca.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información