Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Luis no puede esconder sus cartas

  • Xabi Alonso paga los platos rotos de los dos amistosos
A. Alcázar A. Alcázar


Salvo contratiempo físico, España ya tiene once para debutar en esta Eurocopa de Suiza y Austria. Senna cerrará el círculo como medio centro. Luis ha tirado dos partidos de prueba con Xabi Alonso en esa posición. ¿Tanto le ha defraudado? Parece que sí por el trabajo que llevó a cabo ayer en tierras suizas, a puerta cerrada pero a cielo abierto. Luis situó al hispanobrasileño por delante de la defensa y quiere que se quede ahí, que no suba más de la cuenta para no dejar a la inestable pareja de centrales Marchena-Puyol a la intemperie. Pero lo que extraña es la desilusión que ha provocado Xabi Alonso en el seleccionador, que incluso baraja la opción de De la Red en esa posición, en caso de que Senna no se atenga a su plan.

Los mismos que contra Perú y EEUU

Los otros diez jugadores son los mismos que Luis probó ante Perú y Estados Unidos, lo que supone que Luis se decide por dejar a Cesc en el banquillo, algo que asume el jugador de los ”˜gunner´s”™. Posiblemente el seleccionador encuentro cierta similitud entre Iniesta y el jugador del Arsenal, y prefiera al azulgrana por su mejor uno contra uno. Xavi y Silva completan ese centro del campo de toque-toque, aunque con la directriz de ser perpendiculares y no tan horizontales. Una apuesta complicada, porque si Rusia cierre líneas y España arriesga en el pase, las opciones de perder el balón crecen y eso facilitaría al contragolpe de los rusos, su mejor arma.

En cualquier caso, Luis tiene verdadero respeto, por no decir temor, a Rusia y no por ser un equipo demasiado peligroso, que lo es, si no porque ganar en el debut es siempre algo obligado para afrontar con más seguridad los otros dos partidos del grupo que quedan por jugar. El dibujo será el 4-4-2. El seleccionador aparca el 4-5-1 que, quizá, utilizará sin el partido se pone de cara.

Entreno a puerta cerrada y a campo abierto



Luis tenía intención de celebrar ayer un entrenamiento a puerta cerrada o secreto, pero el paradisíaco paraje austriaco de Neustift, rodeado de montañas, no pudieron salvar la ansiosa mirada de los periodistas que siguen a la Selección, que espiaron con detalle cada movimiento que se dio durante el entrenamiento. Luis separó al equipo: por un lado trabajó con los once titulares y en otro campo estuvieron los teóricos suplentes.

Aragonés utilizó el entrenamiento para charlar con sus hombres, para corregir movimientos, para las jugadas de estrategia, para”¦ El seleccionador intenta no dejar nada a la improvisación e incluso ensayó penaltis, algo que extrañó a medios extranjeros. Aunque si tiran de historia se darán cuenta que los lanzamientos desde los once metros han sido culpables de mandarnos a casa antes de tiempo en varias citas importantes.

Las anécdotas

Los que estaban desencantados eran unos 50 aficionados españoles que acudieron a ver el entrenamiento de la Selección, pero se encontraron que nada de nada. Que su gozo en un pozo y encima lloviendo. Eso sí, pudieron seguir las pruebas desde la inopia, aunque sin prismáticos y sin cámaras de fotos con buenos objetivos poca pudieron ver.

La última anécdota de ayer fue que un informador extranjero desenterró en nombre de Raúl. Imaginamos que Luis se habrá tapado los oídos y no hará ni caso ahora que la prensa española parece haber olvidado ese morboso asunto. Cazorla, que fue a quien el informador dirigió la pregunta estuvo correcto: ”œDe los ausentes no se habla”.

Hoy último día antes del debut, los jugadores tendrán libre por la mañana y por la tarde se entrenarán en el escenario del encuentro ante los rusos y a la misma hora del partido, 18:00.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información