Ir a versión clásica Ir a versión móvil

22 de Junio: día internacional del atraco a España

Luciano Sabatini Luciano Sabatini


Rival y fecha decididos, España tiene ante sí la posibilidad de hacer historia y colocar su nombre en semifinales, territorio que no pisa desde 1984 en la que la selección caería en la final ante la Francia de Platini. Equipo, mentalidad y juego no faltan, ahora bien, la historia dice que España además necesitará el permiso arbitral.

Y es que el próximo domingo es día 22 de Junio, una fecha de nefasto recuerdo para la selección, que ha visto como las injusticias de los colegiados le dejaban fuera de las tres grandes competiciones que se ha jugado en dicho día.

La selección del Buitre en Mexico 86

Todo comenzaría en el Mundial de México de 1986, donde España llegaba con una gradísima selección liderada por unos jovenes madridistas, Emilio Butragueño y Míchel, secundada por Gallego, Víctor, Camacho y Zubizarreta. España sorprendió al mundo entero al pasar sobre Dinamaca en los octavos de final por 5-1, con 4 goles del Buitre, alzándose con el papel de favoritos para el título junto a la Argentina de Maradona. Pero en cuartos se cruzó Bélgica y el colegiado alemán Kirschen Siegfried. El combinado nacional presionaría con mucha presencia ofensiva desde el primer minuto a los belgas, pero el portero Jean-Marie Pfaff amargaría la noche a los españoles. El colegiado haría de las suyas y mandaría al limbo un penalti sobre el Buitre en los primeros minutos de partido, además de realizar un arbitraje de los más permisivo con la dureza de los belgas. El gol in extremis de Señor en el minuto 85 de encuentro servía para empatar el partido, pero finalmente la roja caería en los penaltis con un fatídico fallo del valencianista Eloy, y la actuación salvadora de Pfaff. Y todo un 22 de Junio.


Atraco de Inglaterra en Wembley



Veinte años después y sin caer en la cábala supersticiosa, España se plantaba en los cuartos de la Eurocopa de Inglaterra en 1996, justo ante la anfitriona del torneo. A pesar de que los ingleses llegaban como favoritos tras una eufórica victoria sobre Holanda, España fue mucho mejor que su rival durante todo el partido que tuvo que decidirse en la tanda de penaltis. Un encuentro que el colegiado francés Marc Batta convirtiera en un infierno para cada uno de los españoles. Kiko y Salinas marcaron dos goles que les serían anulados, mientras que Inglaterra tiraba de la genialidad de un gastado Gascoine para mantenerse a flote. En la segunda mitad el árbitro volvería a encargarse de que los anfitriones no se quedaran fuera de su Eurocopa al tragarse dos penaltis, uno de Tony Adams sobre Caminero y otro de Gascoine que no supo emplearse en defensa ante el desequilibrio de Alfonso. La prórroga sólo sería la antesala de la agónica tanda de penaltis donde un primer fallo de Hierro, que había sido el mejor jugador sobre el campo, y la parada de Seaman a tiro de Nadal sentenció la suerte de los españoles, que a contracorriente arbitral volvían a irse a casa con las manos vacías, habiendo demostrado ser mejor que su rival. ¿Advininan la fecha de éste encuentro? Exactamente, un 22 de Junio.




Al Ghandur atraca a España en el Mundial de Corea



Pero el colmo de los atracos a la selección en éste día tan señalado estaba por llegar, y tendría nombre propio: Gamar Al Ghandur. Fue en el Mundial de Corea de 2002, cuando España llegaba nuevamente a cuartos de final para enfrentar a la anfitriona, que llegaba a estas instancias tras haberle robado, ayudas arbitrales mediante, el pase a Italia en octavos. Con la sospecha bajo el brazo los coreanos se plantaron ante España, donde confirmarían se acomodo en las altas esferas de la FIFA. Los españoles tendrían las mejores ocasiones de una primera parte donde a pesar de todo Corea dominó la pelota. Pero con la llegada de la segunda mitad haría su irrupción el egipcio Al Ghandur. Joaquín y De Pedro se convirtieron en una pesadilla por las bandas para los coreanos, y así llegaría el primer gol español por medio de un remate de Baraja, pero el colegiado no permitiría que éste subiera al marcador por una supuesta falta del español que sólo él apreció.

Con el 0-0 en el marcador, llegaría la temida prórroga, pero España no se amilanó y en el minuto 2 Joaquín servía el tanto a la cabeza de Morientes que perforaba la portería. Pero una vez más, nuestro amigo Al Ghandur se sacaba de la manga, mal ayudado por su linier, que la pelota se le había ido al sevillano por línea de fondo antes de poner el centro. Y no sería el final del escándalo, ya que minutos después, el juez de línea volvía a anular una jugada en la que Joaquín y Morientes volvían a quedarse solos frente al portero coreano en un fuera de juego inexistente. No contento con haberle clavado una puñalada trapera, el colegiado se mofaría de los españoles al pitar el final de la prórroga cuando España se disponía a sacar un último córner con el tiempo por cumplirse. La tanda de penaltis fue una anécdota en la que el error de Joaquín no sería lo que dejaría eliminada a España, porque nuestra selección ya estuvo sentenciada desde que Al Ghandur pisó el campo. Un escándalo, un atraco, con la fecha impresa en la etiqueta: 22 de Junio.

Un aliento para la esperanza

Pero si de cábalas y estadísticas se trata, España tiene un dato optimista al que agarrarse. La única vez que España ha disputado un encuentro ante Italia en la citada fecha fue en 1930, en Bolonia. Por entonces, la selección le sacó los colores a los azzurri en su propia casa al derrotarla por 2-3 con dos goles de Luis Regueiro y uno definitivo del espanyolista debutante Vantolrá.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información