Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Luis contra la guerra psicológica de Donadoni

  • "Hay que olvidarse que enfrente tenemos un rival que se llama Italia"
Alejandro Alcazar Alejandro Alcazar
La guerra psicológica utiliza toda arma que pueda influenciar la voluntad del ”˜enemigo”™. Las armas psicológicas se miden por el efecto que producen. Estas dos teorías son las que manejan Luis Aragonés y Roberto Donadoni en vísperas del último encuentro de los cuartos de final de la Eurocopa. El técnico italiano tiene a su favor la historia y a los medios de comunicación españoles, que están desenterrando batallas del pasado y presentándolas como malos augurios. Luis Aragonés tiene a favor que posee mejores armas sobre el campo de batalla como ha demostrado hasta aquí durante el campeonato.

Donadoni provoca a los medios

Donadoni, como buen italiano, sabe manejar los tiempos de manera perfecta y acentúa esa ventaja provocando a los medios españoles desplazados al Europeo. En la conferencia de prensa ofrecida el martes, el técnico mantuvo a raya a los españoles durante más de media hora, impidiendo que hicieran preguntas. Ni él ni sus guardaespaldas de prensa de la italiana permitieron preguntar a pesar de los intentos de los enviados especiales de nuestro país. El objetivo no era otro que provocarles y que siguieran en esa línea destructiva que tanto puede llegar a alterar la paz en el cuartel general español.

La propia Gazzetta dello Sport elogia estos días a los Torres, Villa, Xavi, Cesc, Senna, Casillas”¦ y lo califica a la selección como ”œeste equipo talentoso da miedo”. Y añaden que el único problema es la propia prensa española que tilda de bestia negra, de imbatibles a los italianos. Y hace una reflexión: ”œSi confiaran más en su juego y en sus posibilidades, España sería otra”.

Luis pone la serenidad

Luis tiene a los de italianos estudiados y el partido planteado. Sabe cómo ganarles, porque no duda de que su equipo tiene fútbol. Pero sí tiene ciertas lagunas a la hora de plantear esa batalla psicológica sobre la leyenda negra que persigue a España en los cuartos de final de los grandes certámenes. ”œEl domingo hay que olvidarse que enfrente tenemos un rival que se llama Italia”, dice, consciente de que es una verdad como un puño y que nadie debe fijarse en los antecedentes, en lo que diga el rival ni en sus maniobras de distracción.

Sería más factible pensar o ”˜vender”™ que España ha ganado a la campeona de Europa, Grecia, y ahora lo va a hacer con la del mundo, Italia por fútbol y ahí reside la gran diferencia, que España hoy por hoy es mejor.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información