Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Deivid fulminó al Chelsea

EFE - Turquía EFE - Turquía
El equipo turco venció a un Chelsea que durante prácticamente todo el partido fue un sólido castillo defensivo, con una calidad individual y táctica superior a la del Fenerbahçe.

El técnico israelí del Chelsea, Avram Grant, dispuso a sus jugadores de una manera menos habitual a la que tiene acostumbrado, en lugar de un tripleta de ataque estableció un 4-1-4-1, con el marfileño Didier Drogba solo en la punta.

La táctica era mantener a la línea del centro del campo ligeramente adelantada para evitar impedir la construcción del juego al Fenerbahçe, un equipo que necesita de espacios amplios para pensar.

El Fenerbahçe intentó ejercer su papel de anfitrión y buscó irse hacia arriba sin amilanarse ante su rival, pero una vez tras otra chocó con la seguridad defensiva de los londinenses que utilizaban un marcaje individual.

La presión del Chelsea le surtió efecto y empezó a crear ocasiones pasados los diez minutos de juego.

El Fenerbahçe, con todo, se mostraba sereno, controlando las pelotas altas y con un Volkan atento a cualquier peligro.

Pero en un centro corto al área del francés Florent Malouda, el brasileño Deivid despejó rematadamente mal y envió el balón al fondo de su propia portería.

En el minuto 30, apareció la estrella marfileña Didier Drogba que en un disparo corto provocó que Volkan hubiese de lucirse para desviar el balón a córner.



Unos minutos después, otro pase largo a Drogba le dejó sólo ante la meta turca, pero una salida a tiempo de Volkan, que despejó desde fuera del área, evitó el segundo tanto del Chelsea.

La construcción del juego del Fenerbahçe se asemejaba, ante la presión inglesa, a una partida de damas con demasiados pases cortos hacia adelante y largos hacia atrás buscando los pocos huecos libres pues los jugadores del Chelsea bloqueaban con acierto todas las casillas.

El Fenerbahçe reclamó dos penaltis en la primera mitad pero el árbitro danés se mostró permisivo con el duro juego del Chelsea en los marcajes.

En la segunda mitad, el equipo de Zico salió espoleado por los gritos de sus seguidores que parecían resucitar de la decepción del gol en propia meta.

El Chelsea también lo intentó

Pero también comenzaron a acusar el cansancio de atacar incesantemente contra la fortaleza inexpugnable en la que se había convertido la defensa del Chelsea y cada pérdida de balón fue aprovechada por los "blues" para crear peligro, bien con disparos desde todos los ángulos de Drogba o con jugadas muy bien enlazadas entre el alemán Michael Ballack, el ghanés Michael Essien y Joe Cole.

Fue en una de las pocas ocasiones en que los "canarios" consiguieron despistar a la defensa del Chelsea con un pase desde el centro del campo de Mehmet Aurelio a Colin Kazim que batió al italiano Carlo Cudicini con un tiro a media altura, cuando los de casa consiguieron empatar el partido

Los chicos de Zico querían más y se lanzaron al ataque, consiguiendo que el Chelsea retrasara sus líneas.

Y la recompensa llegó: un impresionante disparo de Deivid desde la línea de tres cuartos que se coló por el lateral de la portería sin que Cudicini pudiese siquiera tocarlo, la remontada turca brillaba en el electrónico.

Finalmente, el Fenerbahçe, que por primera vez llega a los cuartos de final de la máxima competición europea, logró ganar a un Chelsea que, con sus estrellas y organización táctica, es un firme candidato a llevarse el título.

Pero para ello deberán superar en Londres a un Fenerbahçe que, hoy por hoy, sueña con todo.


Ficha técnica:

2 - Fenerbahce: Volkan Demirel; Önder Turaci, Lugano, Edu Dracena, Vederson; Maldonado, Aurelio, Ugur Boral (Colin Kazim, m. 53); Deivid, Alex, Kezman (Semih Sentürk, m. 70).

1 - Chelsea: Cudicini; Essien, Carvalho, Terry, A. Cole; Makelele; J. Cole (Anelka, m. 86), Ballack, Lampard (Mikel, m.75), Malouda; Drogba.

Goles: 0-1, m.13: Deivid, en propia puerta, 1-1, m.65: Kazim, 2-1, m.81: Deivid.

Árbitro: Claus Bo Larsen (DIN) no mostró tarjetas.

Incidencias: partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Sükrü Saraçoglu de Estambul, donde se registró casi el lleno con unos 51.000 asistentes, de los cuales unos quinientos fueron ingleses.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información