Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Valencia tendrá una deuda de 650 millones terminado el estadio

EFE EFE
Club tendrá deuda de 650 millones cuando concluya estadio

Valencia, 16 ago (EFE).- El Valencia tendrá una deuda de 650 millones de euros en el momento en el que inaugure su nuevo estadio, tal y como reconoció el presidente del club, Vicente Soriano, en la junta general extraordinaria en la que se renovó el consejo de administración de la entidad.

Al respecto, matizó que más de la mitad de esta deuda corresponde "a un gran activo como es el nuevo estadio de Mestalla", por lo que señaló que, a día de hoy, el Valencia no puede deber aún lo que no está ni certificado, ni construido.

También afirmó que los pagos netos que el club debe afrontar antes del 31 de diciembre de 2008 y del 30 de junio de 2009 son de 50 y 250 millones de euros, respectivamente.

"Ambos podrán ser afrontados con la venta de las parcelas de Mestalla y con los proyectos comerciales que se están negociando en la actualidad. Todo ello permitirá que el resto de la deuda pueda ser refinanciada a largo plazo", agregó Soriano.

El presidente del Valencia añadió que el club ha recibido una herencia patrimonial generada por la administración de Juan Soler que puede permitir, si se gestiona bien, afrontar el futuro económico de la sociedad "con absoluta solvencia".

"Puedo asegurar que en las próximas semanas cerraremos un acuerdo para la venta de todas las parcelas de Mestalla que nos reportará unos ingresos superiores a los trescientos millones de euros. Por el momento tenemos tres ofertas que superan, de salida, esa cifra", puntualizó.

Además, explicó que el club analiza dos vías para financiar la construcción del estadio, una a través de la cesión de los derechos comerciales y la otra a partir de la concesión de una fuente mixta de financiación, cuya amortización quedaría asegurada por los ingresos que generará la gestión propia del nuevo coliseo.

"En cualquiera de los dos casos, sólo por este concepto, hablaríamos de una cifra de ingresos de 350 millones de euros", dijo Soriano, quien añadió que con esta dos operaciones, el club dejaría su deuda "reducida a cero".

"A partir de ese momento, el Valencia iniciará una etapa en la que los ingresos deberán proceder de los derechos televisivos, del nuevo estadio y de los patrocinios", indicó.

Soriano agregó que se ha mantenido una reunión con los responsable de la UTE que construye el nuevo estadio para explicarles "con claridad y detalle" el plan financiero que han puesto ya en marcha y que "da absoluta y definitiva estabilidad económica a la entidad".

"En octubre concretaremos un acuerdo con los plazos de pago de cada una de las certificaciones de obra, mientras que la UTE se ha comprometido a recuperar los pequeños retrasos y a mejorar el sistema de instalación de la pista de atletismo que la ciudad de Valencia necesita para seguir optando a grandes eventos deportivos", dijo.

Además, el club ha iniciado una serie de acciones para defender sus derechos en su relación con la empresa Valencia Experience, actual patrocinadora del club, cuyo calendario de pagos no se ha cumplido.

Si la situación sigue así, el próximo lunes el Valencia tomará medidas y soluciones para el futuro", señaló Soriano, quien indicó que se han establecido contactos para mejorar los ingresos con los actuales patrocinadores y con otros patrocinadores potenciales.

Respecto a los compromisos de finiquitos de algunos contratos de integrantes del anterior equipo del club, el vicepresidente de la entidad, Miguel Zorío, afirmó que se trata de compromisos personales de Juan Soler, ex presidente y máximo accionista del club, y no del Valencia.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información