Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mantenella y no enmendalla

Iñaki Cano Iñaki Cano

Rectificar siempre es de sabios, aunque suele ser rara avis en política. En política y en fútbol, lo habitual es “mantenella y no enmendalla”. ¡Chifla, chifla, que como no te apartes tú!, decía un paisano subido a una burra, mientras por la vía avisaba el tren que o se apartaba o se lo llevaba por delante. La cabezonería más absoluta se apodera del club blanco. Pues eso. Que el Real Madrid no sólo no enmienda sino que se mantiene en sus trece y en su error, aunque como dijo alguien ya lo sabían.

 

Basándose en los imprevistos de los reglamentos UEFA Lass y Huntelaar, serán inscritos en la Champions. Puede que a éstas alturas de competición europea el reglamento tenga un resquicio por donde el Real Madrid cuele a los dos jugadores. Los tan ahora denostados servicios jurídicos blancos, serán entonces sacados a hombros en loor de multitudes si juegan los dos contra el Liverpool. Si así fuera, los actuales “inútiles” Mijatovic y Bucero (que no son los únicos y más culpables) podrán colgarse mil y una medallas si al final Lass y Huntelaar salen en la foto. El Real Madrid busca y rebusca casos parecidos en años anteriores, pretende que le acepten metedura de pata, como animal de compañía. Dudo que lo consiga pues desde mi humilde punto de vista sería adulterar la competición, pero si lo logra todos los que hemos criticado nos tendremos que hundir en el fondo del mar. Vaya por delante que me parece que la famosa regla es absurda pero está y no parece lo más correcto ahora, que para deshacer un entuerto lo solucionen con otro que perjudicaría o desfavorecería a terceros.

Dicho lo anterior, lo que de verdad me parece grave es que después de tantos días en el club de la calle de Concha Espina a día de hoy y después de la junta directiva de la noche del miércoles, todas las cabezas continúen en su sitio. No es de recibo que en un club como el Real Madrid nadie sea culpable del desaguisado. Hasta el momento ningún directivo o empleado ha sido oficialmente sancionado por el despiste. Todos somos humanos y todos nos equivocamos, yo el primero, pero a todos nos sancionan y todos pagamos despistes tales, salvo que trabajes en el Real Madrid. El miércoles por la noche los socios del Real Madrid, los aficionados, la oposición, los medios de comunicación y los rivales blancos, esperaban que alguien saliera como culpable y pagara los platos rotos. Pero no. Hasta el momento no hay ni sospechosos ni culpables. Nadie a día de hoy ha sido responsabilizado de éste “cachondeo nacional” futbolístico.

Esperaremos a las resoluciones de la UEFA y sus comités, así como la decisión del TAS y entonces, sabremos si Lass y Huntelaar juegan con el Real Madrid. De no ser así ¿a quién harán responsable despidiéndole de la disciplina blanca?. Si al final hay culpable seguro estoy que será el más débil y seguramente el menos culpable de los culpables. Yo sé quien tiene la responsabilidad, pero ese manda mucho y no se autoinculpará. ¡Chifla, chifla, que como no te apartes tú…! Ya verán como ni se aparta ni aparta a nadie por si le salpica.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información