Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La 32ª pasa por El Molinón

Alberto Piñero Alberto Piñero

Sé que puede sonar exagerado, pero es posible que el devenir del Real Madrid en lo que queda de temporada pase por el partido de esta tarde ante el Sporting de Gijón. Y me explico.

El Barcelona volvió a demostrar ayer (y van unas cuantas en las últimas semanas) que es un equipo terrenal, y sin que Messi, la diosa fortuna o ‘los de negro’ se apareciesen in extremis, en el Ruiz de Lopera por fin se dejó unos puntos en el camino. Esto supone que, de ganar en El Molinón, el Madrid recortaría dos puntos al líder. En realidad, esos dos chinos son casi lo de menos, porque aún hay una distancia considerable, pero el valor moral que tienen es incalculable.

Primero, porque el Madrid demostraría que es capaz de mantener el ritmo de este Barcelona, y que las siete victorias consecutivas no han caído en saco roto, lo que seguro elevará la moral de los hombres de Juande para seguir por esta senda, y de paso, disparará el famoso 'cagómetro' culé. Segundo, porque se demostraría que aun sin jugadores importantes como Robben o Sneijder, el Madrid es capaz de sacar adelante sus partidos. Y tercero, porque a diez días de enfrentarse al Liverpool, recortar la distancia en Liga es todo un golpe de efecto para la Champions.

Con todas estas prestaciones por ganar en El Molinón, evidentemente el Madrid también tiene mucho que perder. Y es que, de no conseguir hoy la victoria, el peso de la oportunidad perdida para recortar puntos podría ser mayúsculo en las próximas fechas, dejando en peligro la notable trayectoria trazada hasta ahora justo en el tramo más importante de la Liga y la Champions.

La historia del Madrid se ha escrito siempre a base de jugadores entregados, remontadas épicas, partidos de casta y sufridas victorias, entre otras cosas. Hoy, 18 jugadores madridistas tendrán la oportunidad (y la responsabilidad) de salir a por todas ante el Sporting, y deberán hacerlo aunque sepan que algunos de sus compañeros no podrán estar sobre el campo. En sus manos está dar un golpe de autoridad al campeonato y, quién sabe, si escribir también el primer capítulo de la historia de la 32ª.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información