Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El once de Juande en Anfield

José David López José David López

Noventa minutos en un escenario tan romántico como Anfield dan para mucho. Para desmelenarse buscando una victoria necesaria, para mostrar cautela en busca de un detalle que iguale las tornas y hasta para marcarse una noche épica que sirva para instalar de nuevo a los blancos en lo más alto del panorama continental. Donde, por cierto, no se les recuerda desde hace demasiados años.

Y es que es esa intención, ambiciosa o precavida, ofensiva o cautelosa, la que marcará la alineación a la que Juande Ramos otorgue la opción de hacer historia o estrellarse. El manchego sabe perfectamente que su futuro, al menos a final de campaña, estaría casi sentenciado de no ganar en Anfield pero, por otra parte, entiende que caer en semejante escenario tras un mal partido en el Bernabeu, no sería tan nefasto. Eso, como digo, son sus pensamientos que, desde luego, no tienen porqué ser compartidos por los hinchas blancos.

Sin bajas de por medio (más allá de las que todos conocemos), la alineación dependerá única y exclusivamente del ímpetu que quiere proponer el técnico blanco pues Benítez, su homónimo, aquél que por ahora le tiene hincado el diente en sus enfrentamientos, no dudará ni un segundo en plantear un choque físico en mediocampo, directo en ataque pero muy prudente a la hora de conceder ocasiones o ampliar sus bazas ofensivas. Es decir, que Rafa quiere aguantar al máximo la ventaja que ya consiguió en el Bernabeu mientras su ‘colega’ decide si arriesgar o quedarse por el camino sin mostrar sus armas.

Esta vez la alternativa la tendrá el madridista, que tiene a todo el plantel reparado para la cita del año. No esperen a Guti de inicio pues el partido no se antoja muy creativo y, por tanto, la única duda parece estar en la elección de banda izquierda. Un punto de confianza para Marcelo o una losa a un experimentado pero ‘fondón’ Sneijder.

La decisión, sea cual sea, no cambiará la clave de una eliminatoria que está cuesta arriba y que, si nadie lo remedia, nos tendrá de los nervios hasta los últimos diez minutos. Salvo gol inesperado, Juande estirará los noventa minutos al máximo, manteniendo sus opciones y esperando su oportunidad para jugársela al todo por el todo en el tramo final. Preparen sus termómetros, el martes lo necesitarán.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información