Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Alipio, ‘piano a piano se va lontano’

Rubén Cañizares Rubén Cañizares

Alipio no volverá a jugar con el Castilla en lo que resta de temporada. Sólo una situación límite o un cambio radical en el pensamiento de Lopetegui cambiaría esta decisión. La parcela deportiva del Real Madrid encargada de las categorías inferiores y el técnico del filial creen que la gran promesa de la cantera blanca debe ir pasito a pasito en su formación como futbolista y para ello ven más adecuado que la perla brasileña juegue lo que resta de temporada con el Juvenil A.

Hay que tener en cuenta que Alipio sólo tiene 16 añitos, aún ni siquiera ha alcanzado la mayoría de edad, y es ahora cuando cada paso que da supone un avance o un retroceso en el que desde Portugal han bautizado como el jugador más prometedor que ha pasado por allí desde Cristiano Ronaldo. El ex jugador del Río Ave fue fichado en noviembre de 2008 por la entidad blanca, que se adelantó a grandes de Europa como el Chelsea o el Arsenal, que también llevaban tiempo suspirando por sus huesos. Desde su llegada al Madrid, Alipio ha creado grandes expectativas y ha alimentado la ilusión de una afición que ha depositado en él muchas esperanzas de cara a un mejor futuro a corto plazo. De hecho, Alipio ha sido el jugador más joven en la historia del club en debutar con el Castilla. Pero se ha decidido pisar el freno y soltar el acelerador antes de provocar un accidente (deportivamente hablando).

Alipio necesita asentar la cabeza y eliminar de su alrededor todos esos pájaros que han adulado su ego en estos últimos meses. Está en pleno proceso de madurez, ya no sólo futbolística, sino como persona, y en el club no quieren que se desvíe del buen camino. Por ello, y siempre mirando por su bien, Lopetegui piensa que jugar y competir con el Juvenil A noventa minutos cada fin de semana es bastante más adecuado que jugar 10 o 15 minutos con el Castilla, y más aún cuando éste se está jugando el todo o nada esta temporada en su incansable pelea por meterse en playoffs y luchar por el ascenso a Segunda.

Alipio lo que no necesita a día de hoy es ser el foco donde alumbran todos los sueños de un futuro mucho más halagüeño que el actual presente de la entidad. El delantero blanco está en sus años más determinantes en su formación y este proyecto de crack se puede ir al garete si no se le sabe guiar como es debido. Por eso, la prudencia y el anonimato le vendrá bien para su presente, pero sobre todo, para su futuro. Alipio, ‘piano a piano se va lontano’.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información