Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Aún faltan cuatro partidos

Pilar Sarro Pilar Sarro

“El Olympiacos es un equipo muy fuerte” es lo que decía el base argentino Pepe Sánchez días antes del partido ante los griegos. Sin embargo, y durante algunos momentos del partido hemos estado a su altura, incluso hemos sido superiores, dominando el encuentro.

88-79. Resultado final a favor del Olympiacos. Las quinielas decían que perderíamos por más de 20 y se han equivocado. Pero me gustaría hacer un apunte al respecto; el resultado final no se atiene a la realidad. Me explico, si miramos el marcador cuando el árbitro pita el final del encuentro veremos una diferencia de 9 abajo pero lo que no cambio por nada es la gran remontada que ha hecho el equipo blanco con Raúl López y Bullock como líderes del juego.

El partido comenzó con un Olympiacos fuerte, equipo con el que en el peor momento del partido llevábamos una diferencia de 18 puntos abajo. De repente, Van Den Spiegel eclipsando a Vujcic (era el único que podía mirarle directamente a los ojos con sus 2,14 de altura), Raúl López encestando y el siempre genial Bullock consiguieron marcar un parcial de 0-22 y ponerse un punto por delante de los griegos.

Sin embargo, esta remontada no sirvió para obtener la victoria; aunque los blancos demostraron sus cualidades, les faltó motivación y acierto al final. El Olympiacos tomó las riendas y gracias en parte a su eficacia a la hora de convertir los rebotes en ataque en canastas se llevaron la victoria.

La gran eficacia de tiro de los griegos fue fundamental metiendo algunas canastas en los últimos segundos de posesión en posiciones complicadas mientras que los jugadores del conjunto blanco veían como los griegos aumentaban la diferencia en el marcador.

Un final que no hace méritos al partido; en el cual Joan Plaza no ha estado acertado en sus decisiones: no entiendo el motivo de sentar a Raúl López y a Van Den Spiegel en el momento en que más se les necesitaba aunque he de hacer una aclaración. Desde el año 2005 el Real Madrid no consigue estar en los octavos de final de la Euroliga y señores, eso es un hecho, pese a quien le pese.

El primer partido ha terminado y aún faltan cuatro choques en los que los blancos deben salir motivados y a darlo todo si quieren conseguir un puesto en la Final Four. Plaza deberá estudiar los errores del partido y replantearse mucho sus decisiones técnicas, las cuales habrán estado acertadas o erróneas según la opinión de cada uno de ustedes. Por el momento, esta humilde periodista sigue creyendo en una Final Four en la que el Real Madrid vuelva a brillar en Europa.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información