Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Manuel Pellegrini o José Mourinho

José Manuel Estrada José Manuel Estrada

Ése es el dilema. El carácter trabajador contra el afán ganador, los resultados contra los nombres y la veteranía contra las ganas de comerse el mundo. No estamos hablando de características opuestas, sino comunes de dos entrenadores que, a día de hoy, son de lo mejorcito que uno se puede encontrar en el mundillo del fútbol. Y es que, tras varias semanas en las que ha habido mucho movimiento de nombres, el proyecto de Florentino Pérez lo tiene claro: Manuel Pellegrini y José Mourinho son, a día de hoy, los hombres mejor colocados para hacerse cargo del banquillo del Real Madrid si Florentino se presenta como candidato a las elecciones blancas.

Florentino siempre ha sido un gran amante de las estadísticas, que no son favorables, en los últimos años, a Carlo Ancelotti. El italiano ha ido de más a menos en las últimas temporadas y ha perdido puntos en la carrera por el banquillo blanco. Las estadísticas, por el contrario, han sido favorables tanto al entrenador del Villarreal como al del Inter que, en las últimas campañas, no han parado de crecer profesionalmente y quieren seguir haciéndolo.

En el caso de Pellegrini, ya se han mantenido contactos a través de Jesús Martínez y Pepe Navarro para tantear por dónde irían los cauces de la negociación. El chileno tiene un porte envidiable, un trabajo portentoso, unos resultados que le avalan y un perfil de hombre discreto, elegante y educado que busca el entorno de Florentino Pérez para el banco madridista. Además, tiene a su favor que Jorge Valdano le ve con mejores ojos que a Mourinho, y eso podría pesar a la hora de tomar una decisión.

Por su parte, Mourinho no quiere seguir en el Inter, se siente menospreciado y busca una salida para entrenar al Real Madrid, algo que sería el cúlmen de sus esperanzas profesionales. De hecho, si mal no recuerdan los lectores, salió por la puerta de atrás del FC Barcelona y “vengarse” desde el Bernabéu podría ser una satisfacción personal en forma de vendetta para el portugués. Hay un hándicap con Mou: es el entrenador mejor pagado del mundo. ¿Problema? Para nada, porque ya ha hecho saber que estaría dispuesto a rebajar sus emolumentos con tal de llegar a la Casa Blanca. Y eso que va a volver a conseguir el Scudetto para los nerozzurri. Es un ganador nato y ese carácter también gusta al proyecto de Florentino.

Está claro que cada uno tiene su forma de trabajar, su librillo, sus títulos y su trayectoria. Pero tienen en común que sus contratos en vigor no son un impedimento y unas ganas locas de crecer profesionalmente en el Real Madrid. Dos entrenadores, dos nombres, dos maestros del fútbol que, a día de hoy, son los mejor colocados para acabar como futuros entrenadores del Real Madrid. La pelota, ahora, está en el tejado de Florentino. La carrera por convertirse en entrenador del Madrid se va acelerando.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información