Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Dimes y diretes

Susana Guasch Susana Guasch

Nos esperan varias semanas de rumores, dimes y diretes, que si Wenger dice que no viene a entrenar al Real Madrid, que si Mourinho tampoco, que si Cristiano está centrado en el Manchester... La temporada no ha terminado. El único jugador destacado que ya ha firmado por otro equipo es Fabio Cannavaro. Un tipo elegante y caballero durante sus tres temporadas en la capital, pero poco acertado en su marcha. No me parece de recibo que el italiano pasara la revisión médica con la Juve el día después del varapalo contra el Barça en el Bernabéu. Y mucho menos que firmara y se hiciera la foto con su nueva camiseta. Fabio, el Madrid te paga hasta el 30 de junio, un poco de respeto.

Se van marchando los que llegaron con el imputado Ramón Calderón. El último en salir, Pedja Mijatovic. Lo que no se entiende es como no lo hizo cuando éste dimitió. Quizá para acallar un poco el ruido que estaban formando el expresidente blanco y sus "Nanines" en los juzgados de la capital. Urge un nuevo presidente de inmediato. Encontré demasiado blando a Onieva en su comparecencia como precandidato, dejando algunas dudas en el ambiente como la de quién le avalará.
Sólo falta esperar, pues, a la nueva rueda de prensa de Florentino Pérez, con sus amigos Jorge Valdano y Zidane, que llevan trabajando hace días a destajo para traer a los mejores al Real Madrid, e intentar lavar rápidamente la imagen del mejor club del siglo XX y colocarle donde debe.

Será el próximo jueves 28, un día después de la final de la Champions. Otro día acertado para que hable Florentino. La conquista de la Copa del Rey por parte de los azulgrana, quedó en un segundo plano tras la aparición tres años después del presidente de ACS. Sin duda, animaría un poco más a los madridistas en caso de triplete culé. De momento, creo que Florentino no tiene rival, e insisto en que es el único capaz de cambiar esta situación. Aunque no lo tendrá fácil porque no se trata de retocar un equipo con un par de fichajes sino de fabricar un nuevo y con prisas. Pero es el turno de las estrellas, de la ilusión. Lo que el madridista había perdido.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información