Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Difícil futuro para Higuaín

Carlos Cruz Carlos Cruz

La situación de Gonzalo Higuaín en el Real Madrid es un tanto complicada. Habiendo sido el máximo goleador del equipo en liga la pasada campaña con 22 goles, la llegada de Karim Benzema a las filas blancas hace que su titularidad sea algo tan incierto como el futuro laboral de nuestro país. Además, la recuperación de Ruud Vanlisterooy, y por su puesto la casi obligada titularidad del capitán en la apuesta del Real Madrid, hacen de Higuaín un tercer o incluso cuarto plato para Manuel Pellegrini.

Entiendo que las rotaciones pueden dar minutos a todos, pero el Pipita no es un jugador para estar sentado en el banquillo esperando ansioso su momento. A sus 21 años debería estar dejándose la piel en los terrenos de juego y marcando goles ‘por doquier’, al igual que hizo la pasada campaña, ya que tras su encuentro con Bernd Schuster en el banquillo del Real Madrid, la confianza que cogió fue para hacerse un nombre entre los mejores delanteros del mundo, y en el Madrid, por el momento, no lo va a conseguir. En Chamartín tiene obstáculos como los nombrados anteriormente. Benzema es el preferido por los altos mandos, por ello se pagó tanto por el este verano, y tras los dos goles marcados la pasada jornada, el francés empieza a adaptarse como el dueño de la delantera madridista.

Desde mi punto de vista, el franco-argentino está en estos momentos aguantando mucha presión. Presión posiblemente debida a la negativa que siempre ha estado recibiendo de un Maradona que poco puede comparar sus habilidades sobre el césped a las demostradas en el banquillo (aunque finalmente se ha decidido a convocarle, aunque en un momento complicado para la albiceleste), y por la llegada de nuevos jugadores  que le han hecho pasar a un segundo plano, a pesar del cariño mostrado por el ingeniero chileno.

Por ejemplo, si miramos el caso de Álvaro Negredo, jugador de mayor edad que Gonzalo Higuaín, su marcha al Sevilla le está sentando como el vestido de boda a una guapa dama. Está disfrutando de minutos, a pesar de que tiene a su lado a jugadores como Luis Fabiano y Kanouté, dueños de la delantera palangana. Pero el de Mali tiene ya 32 años, y Luis Fabiano potencial para estar en un equipo con más posibilidades que el Sevilla, por lo que pronto podrá ser Negredo el dueño y señor de un Sevilla que cabalga por Europa, lo que le dará experiencia, minutos y, si su rendimiento es bueno, un gran nombre dentro de este deporte.

Por el contrario, el Pipita estará siempre a la sombra de grandes jugadores como Raúl, Van Nistelrooy o Benzema, de los cuales seguro aprenderá muchas cosas, pero muy difícilmente tendrá minutos para mostrárselas a la afición blanca. Desde luego Higuaín debería crecer en un grande, pero no en uno tan grande como es el Real Madrid de esta temporada.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información