Ir a versión clásica Ir a versión móvil

En la cantera también hay defensas

  • "Parece claro que es más complicado hacer debutar a un defensa que a un delantero"
David Jorquera David Jorquera

El Real Madrid se ha caracterizado a lo largo de su historia por ser un equipo de eminente corte ofensivo. Dicho lo cual, los defensas han tenido un papel preponderante en esos más de 100 años de historia que atesora el conjunto blanco. Sin embargo, en la época moderna, pocos o muy pocos, han sido los defensas que han conseguido asentarse en el primer equipo del Real Madrid. No me refiero sólo a los que han llegado con la vitola de zagueros de primer nivel (y que luego se han estrellado, por cierto) sino, sobre todo, a los que han salido de la cantera madridista.

Actualmente sólo hay un jugador que actúa como defensa en la primera plantilla que se haya criado en La Fábrica: Álvaro Arbeloa. Y con matices. Ya que tuvo que marcharse primero al Deportivo y luego al Liverpool para despertar el interés del Madrid en recuperarle. Desde entonces, han sido varios los intentos aunque sin la fortuna (o calidad) necesaria como para afianzarse en la primera plantilla. A vuela pluma me vienen los casos de Miguel Torres, Raúl Bravo o Paco Pavón.

Pese a ello, creo que en la actualidad hay materia prima en la cantera del Madrid en lo que a defensores se refiere. Mourinho ha hecho debutar este año a varios canteranos con el primer equipo pero ¿cuántos de ellos son defensas? Ninguno o casi ninguno, mejor dicho. Álex, Morata, Juan Carlos y Sarabia son de corte ofensivo. El único canterano que puede atribuirse tal mérito sería David Mateos aunque él ya partenecía de pleno derecho al primer equipo desde el verano. Parece claro que es más complicado hacer debutar a un defensa que a un delantero. No sé la razón pero la evidencia dice eso. Por algo será.

Sin embargo, voy a romper una lanza por varios de los que, a mi juicio, son los mejores defensas que tiene el Real Madrid en su cantera en la actualidad. No hablaré de chicos de 14 ó 15 años, sino de algunos cuyas referencias son inmejorables dentro de Valdebebas y también en la sede de la RFEF, en Las Rozas. A mi entender hay seis jugadores que tienen un futuro más que propicio para jugar en Primera División y, por tanto, entiendo que también en el Real Madrid. Son Carvajal y Nacho del Castilla, Derik Osede y Javier García-Noblejas del juvenil A y Diego Caballo e Iván Sáez del juvenil B. Ellos son, a mi entender, el futuro defensivo del Real Madrid y de la selección española. Todos ellos, no en vano, son internacionales en las diferentes categorías de la roja.

Hace un par de semanas estuve en un coloquio que Fernando Hierro y todos los seleccionadores de las categorías inferiores de España nos ofrecieron a un grupo muy reducido de periodistas que tuvimos el placer de asistir a él. En él, nos explicaron cómo se trabaja en la selección de jugadores pero, lo que más me llamó la atención, fueron los seis criterios que, comentaron, se utilizan en nuestra selección para llamar a un jugador con España: calidad, carácter, competitividad, velocidad (física y mental), voluntad para triunfar (compromiso) y equilibrio psicológico. Todas esas cualidades las cumplen los seis jugadores que he mencionado anteriormente. Sólo falta, como siempre, que tengan la oportunidad de demostrar si realmente son válidos o no para el Real Madrid. Los Samuel, Woodgate, Cannavaro o Metzelder son gestos del pasado que no deberían repetirse, sobre todo, tras la millonada pagada por los dos primeros. El futuro pasa por los Carvajal, Nacho, Derik, Noblejas, Sáez y Caballo. Coste cero. Y es que la Fábrica no sólo tiene delanteros. También hay defensas. Y muy buenos, por cierto.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información