Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El espíritu de la ilusión

  • "El Real Madrid ya no es un equipo en construcción como el año pasado, ahora es un equipo conjuntado"
Pedro Sánchez - La opinión
Pedro Sánchez - La opinión Pedro Sánchez - La opinión

Una vez iniciado el arranque liguero y a punto de comenzar la Champions League, el espíritu de la ilusión se va apoderando de uno. Nuestro equipo el Real Madrid puede aspirar a todo, como siempre, aunque como todos sabemos no siempre lo ha conseguido. Este año tengo un pálpito distinto, creo que podemos hacer algo grande, es más, estoy convencido de que lo vamos a lograr. No me gusta hablar de tripletes aunque lo desee con toda mi alma, más que nada porque puede generar una presión extra a nuestros jugadores, la cual a la larga nos seria contraproducente.

La verdad es que tenemos una gran plantilla, aunque algunos no lo quieran ver, quizá un poco desequilibrada en el medio del campo, pero que con las aportaciones que nos pueden hacer jugadores como Granero, Khedira y al final Lass, cada una con características muy diferentes podemos tener un buen centro del campo, sin tener que compararlo con el de ningún otro equipo. Lo de Sahin es una incógnita ya que su evolución no pinta bien y me gusta hablar de lo que tenemos seguro. De todas formas, si se recupera y lo que le ha pasado en cuanto a lesiones ha sido sólo un espejismo ( no como casos Roben, Woodgate, etc…), la cosa cambiará a mejor, el tiempo lo dirá.

Realizado este breve apunte de la media merengue, en defensa y en la delantera tenemos un equipo colosal, muy difícil de igualar y a la espera de que el Pipita (que quizás sea el caso más preocupante en cuanto al tiempo de recuperación tras su lesión), se acabe de entonar de cara al gol, que a buen seguro lo hará en un breve espacio de tiempo.

He hecho estas breves pinceladas sin profundizar demasiado, porque lo que os quiero transmitir es mi ilusión en que podamos llegar de nuevo a lo más alto este año. Tenemos que centrarnos en nosotros mismos, dejando a un lado todo lo que nos quieran intoxicar desde fuera con el claro fin de desestabilizarnos. El Madrid es muy grande y aunque algunos se empeñen en lo contrario, nunca lo hemos dejado ni lo dejaremos de ser. Por eso esta temporada tenemos opciones de llegar muy lejos, y lo que es más, de visitar muchas veces a nuestra amada Diosa Cibeles.

 

 

De necio sería no reconocer que durante el camino vamos a tener que superar factores muy duros, desde los futbolísticos hasta aquellos que superan lo meramente deportivo. Pero hay que mirar hacia delante y nunca hacia atrás.

El Real Madrid ya no es un equipo en construcción como el año pasado, ahora es un equipo conjuntado y al que habrá que ir haciéndole pequeños retoques en función de la batalla en que nos toque bregar. Por fin tenemos un proyecto, se podrá estar de acuerdo o no, pero ya no nos podrán decir aquello de que no nos duraba un míster y un cuerpo técnico más de un año. A mi particularmente no me desagrada, salvo alguna excepción, pero mal iríamos si a todos nos convenciese lo que hacen los demás al 100%. Es bueno mantener el espíritu crítico y la personalidad, pero desde un punto de vista constructivo y no destructivo como suelen hacer algunos, sobre todo desde otras latitudes.

Quizá alguien encuentre a faltar que no nombre a ninguno de los rivales deportivos del Real Madrid. Hoy no lo voy a hacer, ni a los innombrables, ni a los envidiosos, ni a los más poderosos del continente. Ahora toca demostrar que somos el Real Madrid y que continúa nuestra gran historia.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información