Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Morata tapará muchas bocas

  • "Estamos viendo a un Morata más alejado de la portería y escorado a una banda. Él trabaja, pelea y lo intenta. No se queja, como es lógico, pero no es su puesto"
David Jorquera - La Opinión
David Jorquera - La Opinión David Jorquera - La Opinión

Antes de poner los cinco sentidos en el partidazo del sábado me van a permitir la licencia de hablar de uno de los canteranos del Real Madrid que, a mi modo de ver, peor está siendo tratado últimamente por parte de la crítica. Me refiero a Álvaro Morata. El mismo al que el año pasado se encumbraba por sus goles en el Castilla y su gran debut con el primer equipo del conjunto merengue, y al que este año parece que algunos se están empeñando en venderle como uno de los peores jugadores de la cantera blanca.

En primer lugar, y para que dentro de unos meses no se me tache de ventajista, diré que yo soy muy de Morata. Un tipo al que hace dos años nadie conocía, al que tuve la suerte de entrevistar pocos días antes de que su vida empezara a cambiar, con aquel tercer puesto en el Mundial Sub-17, y que cuando ha tenido la oportunidad en el sitio en el que tiene que hacerlo, como delantero centro, ha demostrado que ha cumplido de la mejor forma posible, con goles. Esta temporada, sin embargo, estamos viendo a un Morata más alejado de la portería y escorado a una banda. Él trabaja, pelea y lo intenta. No se queja, como es lógico, pero no es su puesto. Por tanto, baja su rendimiento y empiezan las críticas, que siempre esperan los bajones del jugador de turno para aflorar como la primavera.

Soy el primero en reconocer que no me gusta un pelo ver a Morata en la banda. Ahí no disfruta del juego y pierde su mejor virtud, el remate. Si se tratara de un momento puntual no pasaría nada, pero este año Toril ha decidido volcarle al costado para que Jesé, Juanfran y Joselu tengan hueco en el equipo titular. Se mire por donde se mire, el sacrificado es Morata que juega fuera de sitio. Que no está en su mejor momento, seguramente, pero tener que cambiar tu forma de jugar por el bien del equipo, tampoco es nada fácil. Eso sí, seguro que los mismos que ahora le atizan y dicen que no vale para nada estarán en unos meses presumiendo de seguirle en twitter o de hacerse una foto con él cuando los goles empiecen a subir a su casillero particular. Porque que a nadie le quepa la menor duda, Morata va a superar esta pequeña crisis y volverá a marcar goles con la facilidad con la que se peina cada mañana. Que nadie se olvide: máximo goleador del pasado europeo Sub-19. Admito apuestas al respecto muy gustosamente.

 

Puede seguir a David Jorquera en Twitter: @davidjorquera

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información