Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Es momento de pasar al ataque

  • No es descabellado salir a robarle la posesión de balón al Barcelona
Carlos Carrasco - La Opinión
Carlos Carrasco - La Opinión Carlos Carrasco - La Opinión

En una pelea boxística en la que uno de los dos púgiles ha superado al otro en algunas ocasiones. Bien porque le supera en técnico, bien porque es más rápido o porque baila mejor sobre el ring, el aspirante logró ganarle un combate, hubo unos cuantos nulos, pero en los dos últimos, disputados en su propia casa, ha caído pese a luchar con todas sus fuerzas. Curiosamente, nuestro boxeador es el primero en el raking nacional ya que, a diferencia de su rival, apenas ha flojeado en otras batallas.

Sin embargo, este contendiente se le resiste. Se trata de un contrario al que todo el mundo alaba, que marea a los adversarios hasta noquearlos, pero que , en muchas ocasiones, decide elaborar mucho las peleas para decantarlas a su favor. Nuestro protagonista , como el Real Madrid, cuenta con una pegada más explosiva, es más capaz de finiquitar un combate a base de golpes decisivos, pero ante ese ‘endiosado' rival pierde eficacia.

No sin falta de criterio agota sus defensas pensando en que cazará una buena contra ya que, a veces lo ha conseguido, aunque mediado el combate está tan agotado por la ferrea defensa que es incapaz de pasar al ataque. Por eso, termina cayendo a la lona ante los bailes de su rival y los golpes mortíferos que duelen más con el paso del tiempo.

Por eso, ¿por qué no plantear la batalla a campo abierto?. Explotando sus virtudes y no buscando los defectos del contrario. Dejando de lado el símil pugillístico, el Real Madrid tiene argumentos (aunque sea una lástima lo ocurrido con Nuri Sahin) para quitarle la pelota al Barcelona sin cederle la posesión. Esteban Granero puede ser el hombre clave en el Camp Nou, quizá el equipo blanco muestre mayor debilidad defensiva, pero ante un partido de vuelta que se presenta complicado, ¿por qué no intentarlo?

En caso de que la opción del ‘Pirata no convenza, ¿qué tal si se convierte a Özil en la punta de lanza de un falso trivote? ¿O si se adelanta la posición de los laterales, jugando con tres centrales y buscando superioridad (con balón) en el centro del campo? Igual son disparates, pero de las locuras suelen surgir las mejores ideas. Y una de ellas puede llevar a los madridistas a la victoria frente al Barcelona. Eso si, a la hora de plantear locuras, será mejor que pasemos al ataque.

Puede seguir a Carlos Carrasco en Twitter: @carlosvcg

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información