Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Diarra, de prescindible a vivir su mejor Ramadán como madridista

David Jorquera - Madrid David Jorquera - Madrid
Mahamadou Diarra está pasando, con total seguridad, uno de sus mejores momentos como madridista. El jugador de Mali ha pasado de perder el puesto como titular en la recta final de la pasada temporada a ser uno de los indiscutibles en el mediocentro defensivo de Bernd Schuster. Curiosamente, el buen momento de Diarra ha llegado en unas fechas "difíciles" para él, ya que ha tenido que cumplimentar durante casi un mes el Ramadán.



La trayectoria de Diarra en el Real Madrid no ha sido sencilla. Fue una de las peticiones de Capello para formar junto a Emerson el mediocentro defensivo más potente de Europa. Ramón Calderón firmó al jugador de Mali por una cantidad próxima a los 26 millones de euros en el año 2006, y desde entonces, Diarra no ha ofrecido un rendimiento tan óptimo como el del inicio de esta campaña 2008-09.

Los capitanes le apoyaron

El peor momento de Diarra como madridista llegó en el final de la temporada pasada. Por aquel entonces, Bernd Schuster decidió darle los galones en el centro del campo al argentino Gago, que cuajó un gran final de campaña, todo lo contrario que Diarra, al que se le veía cada vez más cerca del Inter de Milán, su eterno pretendiente, a la par que más lejos del Real Madrid. Sin embargo, la plantilla madridista, liderada fundamentalmente por dos de los pesos pesados del vestuario, Raúl e Iker Casillas, no pararon de gritar a los cuatro vientos en el autobús del Real Madrid aquello de "Diarra no se vende, Diarra no se vende". Mensaje que captó el presidente madridista, y que impidió la salida de Diarra, que contaba con una importante oferta del Inter para marcharse del Real Madrid.

Esta temporada, Diarra es un fijo para Schuster. Pese a tener que cumplir con el Ramadán, el africano ha mostrado su mejor cara en estos primeros meses de competición con el Real Madrid. La lesión de Gago también le ha ayudado a crecer en confianza, la que Schuster ha depositado en él. Fruto de la buena puesta en escena de Diarra, el Real Madrid marcha como un cohete tanto en la Liga como en Champions League. Sumando ambas competiciones el equipo lleva un total de seis victorias consecutivas que podrían verse ampliadas a siete, si el Real Madrid se impone el próximo domingo al Espanyol en el Bernabéu (21:00 Canal ).

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información