Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La pretemporada en Australia dejó dos centrocampistas tocados

  • Modric e Illarramendi han acabado con molestias tras los diez días de pretemporada
Modric e Illarramendi han acabado con molestias tras los diez días de pretemporada
 Defensa Central Defensa Central

La última temporada dejó en evidencia que el centro del campo - y en especial el mediocentro - es la zona donde el Real Madrid es más frágil. Las lesiones de jugadores como Modric o Khedira causaron bastantes problemas al conjunto blanco durante toda la temporada y fueron un auténtico quebradero de cabeza para Carlo Ancelotti. Así que hoy en día Rafa Benítez ya ha empezado a cruzar los dedos para que a él no le suceda este curso un problema similar, aunque los primeros compases de la pretemporada ya le están empezando a generar cierta preocupación.

Y es que el parte médico de los poco más de diez días que ha pasado el Real Madrid en Australia no es precisamente alentador, ya que los dos futbolistas que han terminado más tocados han sido precisamente centrocampistas y, en concreto, mediocentros. Tanto Modric como Illarramendi han cogido este sábado el vuelo que debe llevar al equipo a China sin estar a tope físicamente, por lo que su presencia en los dos partidos en territorio asiático - ante el Inter de Milán y el Milan - es duda en estos momentos. Todo dependerá de cómo evolucionen ambos en estos días, aunque Benítez tiene claro que no les forzará por no tratarse de partidos que vayan a tener algo en juego.

En el caso del croata, el futbolista sintió molestias en los últimos minutos de la primera parte del duelo ante el Manchester City. Por ello, al llegar al vestuario durante el descanso pidió a Benítez que le cambiara. El hecho de haber sufrido la temporada pasada una lesión muscular que le tuvo apartado de los terrenos de juego durante cerca de cuatro meses ha hecho que Modric sea mucho más prudente que antes, por lo que el técnico le escuchó y no le forzó. Gracias a esta decisión todo se quedó en un simple susto, al igual que las molestias de Illarramendi. El vasco no jugó ni un minuto este viernes por tener una pequeña sobrecarga, así que en los próximos días también trabajará a menor ritmo que sus compañeros hasta restablecerse completamente de sus problemas.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información