Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Paliza histórica al ritmo de Cristiano y Benzema

  • El Real Madrid se impuso por 8-0 al Malmö en el Bernabéu.
Real Madrid 8-0 Malmö
David Jorquera - Santiago Bernabéu David Jorquera - Santiago Bernabéu

El Real Madrid recibía al Malmö en el Bernabéu después de tener los deberes europeos más que aprobados. Dejar al millonario PSG en la segunda plaza del grupo, máxime tras la plaga de lesiones con la que ha contado Benítez a lo largo de la primera parte de la temporada, merece un reconocimiento que muchos le han negado tanto al Real Madrid como a su entrenador.

Por eso, y por los cerca de dos millones de euros que había en juego en caso de victoria, el Real Madrid tenía ganas de divertir y de divertirse. Benítez volvió a juntar a James e Isco a los que apuntaló con Cristiano Ronaldo y Benzema. Por detrás de ellos Kovacic y Casemiro. Todo un equipazo. Y es que con la enfermería menos saturada que hace algunas semanas (aun sigue habiendo demasiados clientes no deseados en ella) el fondo de armario del Real Madrid es tal, que Benítez puede disponer de jugadorazos más que dotados para hacer disfrutar al Bernabéu.

Se vio desde el primer momento que el Real Madrid había tomado una puesta en escena muy parecida al partido ante el Getafe. Ritmo alto, presión muy intensa casi en el área contraria y velocidad con precisión a la hora de tocar el balón. Una buena receta para un buen menú con grandes cocineros a los fuegos. Sólo habían pasado 12 minutos de partido y el marcador ya empezaba a hacer justicia con lo que se estaba viendo. Cristiano Ronaldo, desde la izquierda, centró al área del Malmö buscando el remate de Isco. El malagueño tocó el balón con gran dirección y sólo la pierna de un defensa conseguía evitar el tanto, eso sí, ese despeje le iba a caer a Benzema para que el francés sí que pudiera rematar a portería y anotar el 1-0.

El francés está volviendo a recuperar su mejor forma, la que tenía justo cuando se lesionó con Francia en aquel bolo amistoso ante Armenia con la complacencia del ‘graciosillo’ Deschamps. Benítez ha ido dosificándole en los últimos tiempos y los frutos están empezando a recogerse. Y es que iba a ser nuevamente el ‘9’ madridista el que se encontaría con el 2-0. Otra vez Cristiano Ronaldo se iba a encargar de generar la jugada, en esta ocasión desde la banda derecha, y su centro al segundo palo fue un caramelo demasiado goloso para que Benzema, con la cabeza, picara como una avispa en pleno verano.

Cristiano Ronaldo había sido protagonista en los dos primeros goles aunque sería el 3-0 el que le terminaría de encumbrar en la lista de goleadores del encuentro. Un lanzamiento de falta, algo escorado a la izquierda, le sirvió al luso para probar fortuna contra la meta del Malmö. El lanzamiento, picado, sorprendió al portero visitante por su trayectoria. Un tanto que ya ponía el toque de goleada en el Bernabéu y que hacía justicia a un partido serio y muy entregado de un gran Real Madrid.

Ficha técnica

Real Madrid 8: Casilla; Danilo, Pepe (Marcelo 53’), Nacho, Arbeloa; Casemiro,Kovacic (Denis 75’), Isco; Cristiano, Benzema, James (Jesé 64’)

Malmö 0: Wiland- Tinnerholm, Árnason (C), Carvalho, Yotún- Rakip, Adu, Lewicki, Sana- Djurdjic (Mehmeti 63’) (Rodic 46’), Berget

Goles: 1-0 Benzema (12’), 2-0 Benzema (24’), 3-0 Cristiano Ronaldo (38’), 4-0 Cristiano Ronaldo (47’), 5-0 Cristiano Ronaldo (49’), 6-0 Cristiano Ronaldo (58’), 7-0 Kovacic (69’), 8-0 Benzema (73’)

Árbitro: Daniele Orsato (ITA).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Si la primera parte había sido de gran nivel, el inicio de la segunda iba a ser una continuación de las grandes noticias producidas durante el primer acto. El arranque del segundo periodo iba a tener un gran protagonista, Cristiano Ronaldo. El portugués ya había conseguido marcar un gol, pero en cuestión de 11 minutos, los comprendidos entre el 47’ y el 58’, el portugués elevó su cuenta realizadora hasta el póker. Uno tras otro, el delantero del Real Madrid minaba la moral de la defensa y el portero del equipo visitante. Especialmente atractivo fue el 6-0, con un gran movimiento al primer palo para remachar una gran asistencia de Isco.

El vendaval del Real Madrid era incontenible para un Malmö que no sabía ni por donde le llegaban los jugadores madridistas. James e Isco eran demasiada magia, Cristiano y Benzema tenían un hambre sobrenatural y cualquier jugador con camiseta blanca parecía volar como el mejor de los aviones.

El Bernabéu estaba especialmente contento con lo que estaba viendo. Después del duro golpe del clásico, los futbolistas del Madrid sabían que la gente se merecía una buena dosis de fútbol de alto nivel que les hiciera volver a engancharse a su equipo. La comunión equipo-afición también fue otra de las grandes noticias de un partido que iba 6-0. Eso sí, este resultado de tenis no iba a ser tampoco definitivo. Y es que Mateo Kovacic ampliaría la distancia en el marcador con un remate desde el punto de penalti que se coló en la portería de los suecos.

El encuentro entraba en la recta final con todo decidido en lo que al marcador se refería, sin lesionados por parte madridista y con Casemiro sin ver la tarjeta amarilla que le amenazaba con perderse el cruce de octavos. Por si esto fuera poco, Benzema completaría su gran noche con un hat trick tras una buena definición dentro del área que pondría el punto y final a un gran partido del Real Madrid que dominó todo, que jugó un gran fútbol y que tuvo dos ‘espadachines’ de primer nivel, Cristiano y Benzema.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información