Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Villarreal-R.Madrid, un choque de 'partes'

  • El equipo de Rafa Benítez tendrá que poner especial cuidado en la segunda mitad
El equipo de Rafa Benítez tendrá que poner especial cuidado en la segunda mitad
 Defensa Central Defensa Central

El fútbol es siempre impredecible. Por eso no se puede prever antes de tiempo qué sucederá en el Villarreal-Real Madrid de esta noche, aunque basta con mirar algunos datos de algunos equipos para hacernos una ligera idea de cómo podría acabar desarrollándose el partido. Y es que en este duelo las trayectorias de unos y otros nos hacen pensar que probablemente la primera parte acabe siendo de dominio merengue y la segunda de mayor pujanza amarilla.

¿Por qué decimos esto? Muy fácil, porque en el duelo de este domingo jugarán el equipo que más goles ha marcado en la primera mitad de los partidos de la presente Liga - el Madrid - con el conjunto que mayor porcentaje de tantos anota en la segunda - el Villarreal -. Los de Rafa Benítez acostumbran a empezar muy fuerte los partidos e intentan solucionarlos por la vía rápida. Así, 21 de los 32 goles que llevan hasta el momento en la competición (65 %) llegaron entre el primer minuto del choque y el 45. Posteriormente en la segunda suelen bajar el pistón, de forma que en el tramo final del duelo solamente marcan uno de cada tres tantos que consiguen.

Por su parte, con los de Marcelino García Toral sucede todo lo contrario. El Villarreal suele empezar los partidos a un ritmo algo bajo y necesitan que pasen algunos minutos para ponerse 'a tono'. Normalmente deben jugarse 50 minutos para que este equipo inaugure su cuenta anotadora, de forma que 14 de sus 18 goles totales (78 %) se han visto en el segundo período de los partidos. Así que la lectura que debe sacar de ello el Real Madrid es que un gol tempranero en el Madrigal no será garantía de victoria. Si los blancos quieren sumar tres nuevos puntos deberán poner tierra de por medio en electrónico, porque en caso contrario lo más probable es que acabe pasando agobios en los instantes finales del partido, como ya le pasara en Balaídos, en el Pizjuán o ante el Shakthar Donetsk.

Fuente de la imagen de portada: realmadrid.com

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información