Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid se sigue cerrando en banda: no albergará la final de Copa

  • Por mucho que insistan en Barcelona, el Santiago Bernabéu no estará disponible
Por mucho que insistan en Barcelona, el Santiago Bernabéu no estará disponible
 Defensa Central Defensa Central

El Barcelona confirmó este miércoles lo esperado y se convirtió en el primer finalista de la Copa del Rey. Con ello se dio el pistoletazo a la que se espera que sea una nueva campaña desde la Ciudad Condal para conseguir que el Santiago Bernabéu albergue el partido, aunque desde el Real Madrid ya están en condiciones de asegurar que no será así.

En estos momentos no hay ninguna opción de que el feudo merengue sea la sede del partido. Por mucho que el Barcelona se empeñe y 'patalee', el Santiago Bernabéu permanecerá cerrado a cal y canto el día de la final. Y esto será así porque el Real Madrid así lo ha decidido. En el club tomaron una decisión hace tiempo respecto a este tema, según la cual no se convertirán en cómplices de comportamientos independentistas ni de proclamas políticas. Las experiencias previas vividas con la afición del Barcelona hacen pensar que esta final podría ser utilizada de nuevo para pitar al himno y al Rey; por lo que el madridismo no quiere que se repita la historia en un 'marco' como el Bernabéu.

Así pues, la hoja de ruta está trazada: en los próximos días el Barcelona y el otro club finalista - presumiblemente el Sevilla - se reunirán con la Federación para decidir la sede. Presumiblemente en el equipo catalán solicitarán el Bernabéu, por lo que el Real Madrid se limitará a refrendar su negativa de anteriores ocasiones. Como señala 'ABC' el club blanco solo aceptó celebrar la final de Copa entre el Real Madrid y el Atlético porque tenía la seguridad de que sería un partido sin mensaje político. Pero ahora con el Barcelona de por medio no la tiene, aunque esta no es la única razón.

Y es que, según 'ABC', la directiva merengue también tiene muy presente un par de episodios previos. En la final de la temporada 1996/97 el Barcelona se enfrenó al Betis en el Bernabéu. Ganó el partido y acabó convirtiendo el estadio en un lugar de celebración culé, generando incluso desperfectos en el mobiliario. Y años más tarde, en 2004, el propio club azulgrana se negó a albergar la final entre Madrid y Zaragoza, por lo que el partido acabó disputándose en Montjuic. Por ello los responsables merengues no ven razones para poner facilidades al eterno rival. Al fin y al cabo, tiene muy claro que ostentan el 'derecho de admisión' en su propio estadio.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información