Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Lo que no se cuenta sobre la nobleza de Pepe

  • El portugués ha recibido más faltas de las que él ha cometido
Pepe, gol, Real Madrid, Wolfsburgo Pepe, gol, Real Madrid, Wolfsburgo
Pepe, vital para el Real Madrid
Miguel Ángel Díaz Miguel Ángel Díaz

Existe un dicho muy español que dice “cría fama y échate a dormir” aplicable también en el mundo del fútbol. Pepe, futbolista del Real Madrid, es el vivo ejemplo de que en España, la afición y un gran sector del periodismo no duda en etiquetar a un jugador para los restos. Pepe fue tachado como un futbolista violento pese a que las estadísticas demuestran que no lo es ni por asomo.

Tras 215 encuentros disputados en Liga con la camiseta del Real Madrid, las estadísticas no engañan. Pepe es uno de los pocos centrales de la Liga española que ha recibido más faltas de las que ha cometido. El luso no necesita la ‘fuerza bruta’ para tapar, anticipar, cortar y ayudar al equipo para no recibir ocasiones de gol. En total, Kléper Laverán ha realizado 184 faltas por las 236 que ha recibido.

Pepe no rehúye el choque pero su facilidad para salir en zancada con la pelota controlada le ha hecho llevarse más de un ‘palo’ inesperado. Fichado del Oporto en 2007 a cambio de 30 millones de euros, Pepe se ha ganado el amor del madridismo por su entrega constante a los colores madridistas y su profesionalidad sobre el terreno de juego.

Le llaman violento pero solamente ha visto 55 amarillas en Liga en 9 temporadas. Le llaman mal compañero, pero su última expulsión de blanco llegó en 2011 y le llaman incluso ‘asesino’, los mismos que en su equipo tienen a un futbolista sancionado por morder a varios rivales. Pepe lleva mucho tiempo demostrando que es uno de los zagueros más limpios del campeonato español.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información