Ir a versión clásica Ir a versión móvil
12 septiembre 2016

Llorente enamora en el Alavés

  • Solo le han hecho falta dos partidos para convertirse en indiscutible
Llorente y Messi Llorente y Messi
Llorente y Messi
Enrique Martínez Enrique Martínez

Marcos Llorente ha entrado con el pie derecho en la élite. Al canterano merengue solo le han hecho falta dos partidos en Primera para hacerse el dueño del centro del campo del Alavés. 

Debutó antes del parón frente al Sporting de Gijón y aunque no se pudo estrenar con victoria (1-1), Llorente fue designado el mejor futbolista del partido por su propia afición. El pasado sábado volvió a dar una lección de madurez, clase y categoría. El escenario no podía ser mejor: el Camp Nou. Pellegrino lo ubicó en el doble pivote y lo cierto es que se consagró como futbolista. 

El mediocentro dio una clase táctica. Nunca perdió el sitio y no dio opción alguna a los futbolistas blaugranas que 'merodeaban' por su zona de influencia. Robó nueve balones, pero su labor no acababa ahí. Tras la recuperación, Llorente tuvo el criterio y la personalidad suficiente como para sacar el balón jugado desde atrás.

Marcos dio un total de 24 pases, 17 de ellos correctos, un 70%, y ganó la mayoría de balones divididos que disputó. Zidane barajó la opción de que se quedara en la plantilla blanca este año como suplente de Casemiro, pero entendió que el chaval quisiera disfrutar de minutos. Eso sí, si sigue en esta dinámica, más pronto que tarde Llorente regresara a casa para triunfar de blanco.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información