Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Dijeron no al Barça

  • Rechazaron ir allí en 2002
Rubén Cañizares Rubén Cañizares
El lunes santo de 2002 los gemelos Callejón jugaban en el Costa tropical, filial del motril. Ese mismo día recibieron una llamada del Barça para llevárselos a La Masía, pero su sangre madridista le corría por las venas. La casualidad quiso que dos días más tarde de esa llamada de Barcelona, el Madrid también tocara a su puerta. Ni se lo pensaron porque 24 horas después los jugadores estaban en Madrid firmando el contrato. Desde entonces han pasado seis temporadas. Ellos lo tienen claro: ”œEntre el Madrid y el Barça no hay color. El Madrid es el mejor equipo del mundo”.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información