Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Robben, la gran esperanza blanca

  • Los de Juande Ramos buscan su quinta victoria consecutiva en esta Liga
Real Madrid-Deportivo
Eduardo Torrico - La Previa Eduardo Torrico - La Previa

El Real Madrid busca ante el Deportivo su quinta victoria consecutiva en esta Liga y, con ello, igualar su mejor marca de la temporada. Nadie le niega a Juande Ramos el mérito de los resultados, pero el Bernabéu sigue esperando expectante alguna señal de buen fútbol, señal que, por desgracia, no termina de producirse. La gran esperanza blanca, en todo caso, sigue siendo un Arjen Robben en estado de gracia, quien, como nuevo rey Midas, convierte en oro todo lo que toca sobre el césped. El holandés lleva el pánico a las defensas rivales y hace que el estadio entero esté pendiente de él cada vez que coge el balón y emprende la celérica carrera hacia la portería.


Vencida la imperiosa necesidad de conseguir buenos resultados, el debate se abre ahora en torno al juego del equipo. Con Lass y Gago en el doble pivote, el Real Madrid es mucho más sólido de lo que lo ha sido en los dos últimos años. Tiene más equilibrio, como dicen ahora los neodescubridores del fútbol. Pero lo que se gana en solidez (o en equilibrio), se pierde en espectáculo. A Juande, además, parece que le gusta que los laterales se dediquen a defender y se olviden de subir demasiado la banda. Con Heinze, por la izquierda, no hay problema (sube poco y sube mal), pero sí lo hay, en esa particular visión de Juande, con Sergio Ramos, por la derecha, porque éste sube mucho (y en no pocas ocasiones sube bien).

 

Real Madrid: Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Cannavaro, Heinze; Robben, Lass, Gago, Sneijder; Higuaín y Raúl.

Deportivo: Munúa; Manuel Pablo, Lopo, Zé Castro, Filipe Luis; Juan Rodríguez, Verdú, Antonio Tomás; Lafita, Bodipo y Valerón.

Arbitro: Teixeira Vitienes (Comité Cántabro).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 21.00.

TV: Canal .

La probable baja de Cannavaro, con un golpe en el tobillo, abre la caja de las especulaciones. Frente a Osasuna, en la segunda parte, Juande quitó a Lass del doble pivote y lo puso como lateral derecho, pasando a Sergio al centro de la defensa. ¿Volverá hacer ahora lo mismo, de salida, si el italiano no está en condiciones de jugar? ¿Jugará Sergio de central y utilizará en el lateral a Miguel Torres o a Míchel Salgado? ¿O dejará a Sergio en su banda y optará por dar entrada a Metzelder en el centro de la zaga, junto a Pepe?

Tal vez los nombres sean lo de menos. Lo dijo Deng Xiaoping, el padre de la nueva China: “¡Qué importa que el gato sea blanco o negro, lo importante es que cace ratones!”. El gato, en este caso, es el Real Madrid y los ratones son el buen juego. Creo que si el Real Madrid juega como lo hizo contra Osasuna, contra el Villarreal o contra el Valencia, la paciencia del Bernabéu puede agotarse, porque no sólo de resultados vive el aficionado al fútbol.

El Deportivo no llega en buen momento: si él Real Madrid puede sumar su quinta victoria consecutiva, los de Lotina pueden consechar su quinta derrota consecutiva, incluidas las dos de la Copa del Rey.

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información