Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los mimados de Juande

  • Son mirados con lupa por el manchego que les cuida para la eliminatoria de Champions ante el Liverpool
Mirados con lupa por el manchego
Rubén Cañizares Rubén Cañizares

La exclusión de Klaas-Jas Huntelaar, por razones ya de sobra conocidas, de la lista para la Champions, ha dejado a los delanteros blancos Raúl González y Gonzalo Higuaín como los dos únicos arietes de garantías para disputar las eliminatorias de la máxima competición continental.

Juande también tiene a Saviola, aunque el argentino no es del gusto del manchego, y puede llamar si así lo determina a dos chavales del Castilla, Alberto Bueno y Adam Szalai, que están siendo la sensación en Segunda B siendo los pichichis del grupo II, pero que pueden acusar en partidos de tanto envite la inexperiencia en estas liedes.

Pero la realidad es que el técnico blanco ha depositado toda su confianza en el '7' y en el 'Pipita' y prueba de ello fue el partidillo de entrenamiento entre el primer equipo y el Castilla del pasado miércoles en el que los dos únicos futbolistas disponibles para Juande que no participaron en él fueron Raúl e Higuaín.

Sin riesgos

A tan sólo diez días del partido de ida ante el Liverpool en el Bernabéu, Juande no piensa correr ningún riesgo con el español y el argentino. Los mima como nunca, trabajan a tope pero sin correr riesgos y se les cuida 24 horas al día para que lleguen a tope a la eliminatoria ante los ingleses. Por eso Juande, en un partido intrascendente para el equipo como era una pachanga ante el filial no se la quiso jugar con Raúl e Higuaín.

Ambos estuvieron calentando toda la primera parte en uno de los fondos del Alfredo di Stéfano para jugar unos minutos en la segunda mitad. Pero una vez que Salgado, mediados los primeros 45 minutos, se tuvo que retirar lesionado, Juande vio las orejas al lobo y prefirió no jugársela con sus dos delanteros de Champions, que a la hora de la verdad deben jugar un papel determinante en la competición europea, y decidió que estuvieran realizando carrera continua durante 30 minutos junto a Jordi García evitando así cualquier contratiempo que hiciese saltar las alarmas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información