Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Conjurados para ganar al Real Madrid

  • El Valladolid, dispuesto a dar la sorpresa en el coliseo merengue
El Valladolid, dispuesto a dar la sorpresa en el coliseo merengue
EFE EFE

"No se gana con los mejores jugadores sino con los que mejor trabajan juntos", es el lema que tiene el Real Valladolid desde hace muchos años para ofrecer su mejor cara ante los grandes, pues esa frase está inscrita en una pared del vestuario y a ella se agarran los veteranos cada vez que se presenta un compromiso de esos "imposibles".

Y es que ganarle al Real Madrid en el Bernabéu es uno de esos días. La última vez que el equipo albivioleta ganó allí fue hace casi diez años, en la temporada 99/00 con un gol de Víctor, delantero que permanece en el club aunque es improbable que el domingo sea titular. Precisamente Víctor Fernández y Alberto Marcos, dos de los capitanes de la actual plantilla, estuvieron en aquel partido y son quienes más recurren a ese lema de "trabajar juntos". Ambos suelen arengar a los suyos en el túnel de vestuarios, antes de la salida al campo, con la frase: "¡A jugar todos juntitos y a por ellos!".

Sin embargo, la estadística dice que la mentalidad de equipo no es suficiente para ganar en el Bernabéu, De hecho, las victorias del Valladolid en el coliseo madridista han llegado con "cuentagotas" y las derrotas, algunas goleadas, se han sucedido en los últimos años. La pasada temporada se dio un elocuente 7-0 para el Real Madrid y en la anterior visita (temporada 03/04) el Valladolid "recolectó" un 7-2 ante el equipo madridista, entonces dirigido por el técnico portugués Carlos Queiroz.

ASENJO - HUNTELAAR, FRENTE A FRENTE

La goleada del año pasado fue particularmente dolorosa para Sergio Asenjo, el joven portero palentino del Real Valladolid que debutaba en el Bernabéu. El domingo se dará la circunstancia de que Asenjo tendrá enfrente al delantero holandés Klass-Jan Huntelaar, apodado "el cazador", y la afición más arraigada de Asenjo, al margen del fútbol, es precisamente la caza.

Dos jugadores albivioletas con experiencias contrapuestas en el Bernabéu son Alberto López Moreno, ex delantero del equipo y actual médico del club, quien ganó 1-3 allí marcando dos goles, y Santiago Cuesta, ex defensa del equipo de Zorrilla y que siendo internacional sub 21 hizo su "presentación" en Chamartín perdiendo 1-0 en un partido "histórico", aunque por circunstancias extradeportivas. Alberto recuerda aquel 1-3 de la campaña 93-94 con especial alegría.

"Jugamos un encuentro extraordinario, en nuestra alineación había varios jugadores de la cantera y todo nos salió bien, incluso Cuaresma, que jugó de lateral izquierdo, metió un golazo y yo marqué dos. Terminé jugando como defensa tras ser expulsado el macedonio Ilija Najdoski. Fue épico e inolvidable para todos", analizó a Efe. A ese equipo, que acababa de ascender de Segunda División, lo entrenaba Felipe Mesones. Dos años antes, el Real Valladolid había caído en el Bernabéu por 1-0 con la llamada "quinta" de los colombianos, integrada por René Higuita, Valderrama y Leonel Álvarez y encabezada por el técnico Francisco "Pacho" Maturana.

"FUE UN PARTIDO MEDIÁTICO AUNQUE PERDIMOS"

Santi Cuesta recuerda que aquel partido pasó a la historia por un insólito "toque" del jugador madridista Míchel al centrocampista blanquivioleta Carlos "el Pibe" Valderrama. "Recuerdo que fue en un córner y esa jugada acabó con un disparo mío. De aquello entre Míchel y Valderrama apenas nos dimos cuenta en el campo. Sin embargo, esa semana sólo se habló de aquella anécdota y no del encuentro. A Zorrilla llegaron medios de todas partes para preguntarle a Valderrama qué había sentido. Fue un partido mediático, pero el caso es que perdimos", subrayó Cuesta a Efe.

Otro precedente inolvidable fue el del famoso silbido del blanquivioleta John Harold Lozano en la temporada 01-02, solamente reconocido con el paso de los años. Aquel sonido, que paralizó a la defensa madridista al interpretar que procedía del árbitro, propició un sorprendente empate (2-2) que "rompió" un pleno al quince en la quiniela que aquella semana elaboró la plantilla vallisoletana, entonces dirigida por el argentino Francisco "Pancho" Ferraro.

El último tanto de un jugador blanquivioleta en el Bernabéu tuvo efectos "fulminantes", lo marcó Xavi Moré en las postrimerías de un partido de Copa en la temporada 04-05 y sirvió para eliminar a un Real Madrid dirigido por el brasileño Vanderlei Luxemburgo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información