Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Blindaje anti-Florentino

  • El Arsenal intenta mantener vivo al proyecto Wenger en Londres
El Arsenal quiere renovar a Wenger
José David López José David López

El mar futbolístico en el que se ha convertido el mercado de fichajes tiene todo tipo de protagonistas. Un tiburón llamado Premier League, muchas estrellitas de mar y un pulpo enorme cuyos tentáculos intimidan a cualquiera incluso antes de haberse confirmado su regreso al primer plano. Florentino Pérez, el pulpo en cuestión, ha generado el temor allá donde sus tentáculos han apuntado y en el Emirates londinense no quieren verse sorprendidos por un movimiento de piezas que destruya su proyecto.

Por ello, como apunta The Times, el Arsenal lleva semanas preparando un nuevo contrato para Arsene Wenger. El técnico francés se ha mostrado silencioso respecto a todos los rumores que lo sacan del cuadro Gunner de cara a la próxima campaña pero siempre ha reflejado una clara intención de estudiar nuevas propuestas cuando se encuentre en su último año de contrato. El club no quiere esperar a los doce últimos meses de su vinculación y pese a que aún le restan más de dos años para que este expire, ya se ha puesto manos a la obra.

Dada la intensidad de la rumorología que ve lejos de Londres a Wenger, el Arsenal prefiere preparar con antelación sus proyectos futuros que estarían liderados por el técnico alsaciano. El club considera que Wenger es su mayor riqueza, su punto central y el epicentro que les colocó en la elite del futbol europeo a base de una filosofía única que muchos quieren clonar. Firmó su último contrato en septiembre de 2007 y desde entonces se ha mostrado reticente a discutir su futuro más allá de 2011.

Pese a que no gana un título desde 2005 (cuando logró su cuarta FA Cup), la directiva confía en él pese a los abucheos de algunos sectores de su afición, que no creen que el galo pueda mejorar su pasado con los jóvenes que ha estado formando durante los últimos años.

Por ello, el equipo directivo considera que deben echar el resto para mantener a su pilar, al que le ofrecerán una sustancial mejora económica e intentarán atar al asegurarle un puesto en el cuerpo técnico de por vida. Un contrato vitalicio que pretende, además, evitar que las estrellas Gunners, (Cesc, Walcott o Van Persie) se marchen ante la no continuidad del francés.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información