Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La explosión de Marcelo

Balance de la temporada
Rubén Cañizares Rubén Cañizares

Marcelo Vieira da Silva Junior ha sido la revelación del segundo tramo de la temporada. El brasileño del Real Madrid pasó de ser uno de los jugadores del montón pitado cada domingo en el Bernabéu a uno de los más en forma de la plantilla blanca, y lo que es mejor, con un prometedor futuro por delante.

Además, ya no sólo destacó como extremo izquierdo, posición en la que Juande reconvirtió a Marcelo, sino en su puesto natural, el de lateral, como quedó demostrado en el Nuevo Colombino donde se marcó un partidazo defensivamente y anotó un golazo que dio el triunfo al Madrid.

La crítica contra mí siempre me ha parecido buena. Todavía tengo que mejorar mucho para que no se vuelva a hablar mal de mí y que la crítica sea favorable", aseguró en más de una ocasión. Para el brasileño, el secreto de su mejoría estuvo en la confianza que le dio Juande: Con Juande me he liberado y me siento muy bien”.

En lo que no cambió Marcelo fue en su manera de ver el fútbol. El brasileño siempre mostró admiración por Roberto Carlos, del que decían y dicen que puede ser su sucesor, pero él insiste una y otra vez que no le gusta que se le compare con el otrora jugador blanco: "Claro que me gustó mucho que me llamasen así porque Roberto Carlos es mi ídolo en el fútbol pero me gustaría que la gente me conociera como Marcelo y que pudiera ganar algún título pero no como el sustituto de Roberto Carlos”.

Se destapó como goleador

Otra faceta en la que ha destacado en la explosión de Marcelo fue en su acierto de cara a puerta. Mucho se criticó en su momento la apuesta de Juande Ramos por su nueva posición, pero no se equivocó el manchego. En dicha posición ha marcado cuatro goles. Además, en su haber hay que anotar tres pases de gol.

Pero sus datos revelan la progresión del jugador brasileño. Ha disputado 24 de los 38 partidos de Liga, 21 de titular con un total de 2157 minutos. Cometió 27 faltas y recibió 41. Hizo 973 regates y dio 913 pases buenos de los 1196 que intentó. Le mostraron 10 tarjetas amarillas y una roja y provocó tres.

En definitiva, Marcelo ha dado un paso al frente a sus 21 años que prometen un gran futuro, después de una temporada prometedora en la que demostró ser un futbolista polivalente, con una depurada técnica y con cada vez más presencia en la fabricación del fútbol del equipo.

 

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información