Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Así es Kaká

  • El segundo fichaje del Madrid 09-10
El segundo fichaje del Madrid 09-10
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

El brasileño Kaká, el primer fichaje estelar de Florentino Pérez y considerado uno de los tres mejores jugadores del mundo, al lado de Cristiano Ronaldo y Leo Messi, llega al Real Madrid. Kaká acaparó el pasado enero la atención futbolística mundial con las versiones de que el Manchester City ofrecía 100 millones de euros por sus servicios. El astro brasileño rechazó la oferta, lo que fue celebrado por la prensa italiana como un ejemplo de "amor" al club, cuyo propietario, el primer ministro Silvio Berlusconi, destacó que el jugador había demostrado tener principios y valores "y no mirar sólo el dinero". Seis meses después, Kaká recala en el Real Madrid, en una operación situada en torno a los 66 millones de euros, justo las pérdidas del Milán en 2008.

Con tan sólo 25 años, "Kaká" (Ricardo Izecson Santos Leite) se coronó en 2007 como el mejor jugador del mundo FIFA, por delante de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, después de obtener también el "Balón de Oro" que otorga la revista "France Football". Fue la culminación de un año mágico, ya que, bajo su dirección, el Milán logró la Liga de Campeones, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes. Kaká (Brasilia, 22-04-1982), considerado por su elegancia como jugador todo un "galán" del fútbol y, en palabras de Berlusconi, como "el yerno que todas las madres quisieran tener", es un futbolista brasileño casi atípico; prácticamente europeo, poco dado a las "bicicletas" y a los "gambeteos".

A diferencia de otros jugadores que vieron en el balón la única forma de huir de la pobreza, Kaká nació y creció en una familia acomodada, en un barrio exclusivo de Brasilia, alejado de las "favelas". No pasó hambre ni miseria; al contrario, tuvo prácticamente cuanto deseaba. Y uno de sus grandes deseos fue el fútbol, como no podía ser menos en un país donde el balompié es casi una religión. Quizás por esa falta de "necesidad", su fútbol ganó unas características más europeas que brasileñas. Se asemeja, por ejemplo, al de Johan Cruyff;de técnica exquisita, es elegante, de zancada larga, creación, cambio de ritmo, mirada siempre alta. También tiene buena conexión con el gol: marcó esta temporada 16 tantos ligueros, nueve menos que el máximo anotador del "calcio", el sueco Zlatan Ibrahimovic (Inter), pese a estar parado varias jornadas por lesiones.

ESTRELLA DESDE LOS 20 AÑOS

Sus virtudes de media punta europea, de arrancar desde el centro del campo de forma imparable, brillaron en el Sao Paulo y antes de cumplir los 20 años ya fue nombrado mejor jugador del campeonato. Fue a la selección absoluta con veinte años y estuvo en la Copa del Mundo de 2002. La conquistó Brasil, pero él apenas tuvo presencia en el terreno de juego. Sin embargo, ya había llamado la atención de los "grandes" de Europa, sobre todo al Real Madrid y al Milán. Los rumores sobre su fichaje por el Madrid se incrementaron en febrero de 2003 y poco antes del verano de 2003 pudo haber sido jugador blanco, pero su fichaje no cuajó pese a que su padre y apoderado, Bosco Leite, llegó a negociar con Florentino Pérez, en su primer mandato como presidente blanco (2000-2006).

Todo parecía cerrado, pero la secretaría técnica deportiva del Madrid, que dirigía Jorge Valdano, consideró que era prematuro pagar casi 8 millones de dólares por su fichaje y dijo al padre de Kaká que prefería esperar unos meses. Cuando el Milán se enteró, por medio del ex jugador brasileño Leonardo (recién nombrado entrenador milanista), ofreció 8,5 millones de dólares y, el 16 de agosto, Kaká se vestía de rojinegro. Como después confesó Valdano, no haber cerrado el contrato con Kaká fue su mayor error como director deportivo. Ahora, ya como director general del club, ha sido su primer fichaje.

 

DESTACA POR SU TRANQUILA VIDA PRIVADA

Kaká debutó en la Liga italiana el 1 de septiembre de 2003 y empezó pronto a deslumbrar. Su primera temporada se saldó con números notables: 30 partidos (10 goles), 4 de Copa Italia y 11 de Liga de Campeones de Europa (4 tantos). En 2004, el Milán ganó el campeonato liguero y la Supercopa Italiana. Su primer gol liguero italiano llegó el 5 de octubre 2003, en el derbi ante el Inter ganado a domicilio (1-3). El primer tanto en la Liga de Campeones lo consiguió el Brujas, el 4 de noviembre de 2003. Ha ganado una Liga de Campeones (2006-07) y una Supercopa Europea (2007). En medio, se ha hecho imprescindible también en la selección brasileña, pese a no destacar en la Copa del Mundo 2006.

Kaká, además de no ser típicamente brasileño futbolísticamente, tampoco lo es en la vida cotidiana: no le gusta salir de casa, ir a discotecas o fiestas, no bebe y su esposa (también de acomodada familia) es su novia de toda la vida, a la que conoció teniendo ella catorce años. En junio de 2007, confesó a la revista "Vanity Fair" que su mujer Caroline Celico y él decidieron llegar vírgenes al matrimonio pues su sentimiento religioso así lo exigía. En junio de 2008, nació su primer hijo, Luca. La religión ocupa un lugar importante en su vida. Tanto que cada gol que marca se lo dedica a Dios, reconoce rezar y leer la Biblia muy a menudo y ha mostrado su deseo de ser pastor protestante tras "colgar las botas". En la última temporada, las lesiones limitaron su rendimiento, aunque contribuyó a que el Milán se clasificara para la Liga de Campeones como tercero. En junio de 2008, fue operado de la rodilla izquierda, lesión de la que recayó en septiembre. Otra lesión en el pie izquierdo le mantuvo alejado de la actividad en febrero y marzo de este año.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información