Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Plan B: De Rossi y Santi Cazorla

  • Por si no vinieran Xabi Alonso y Ribery
Por si no vinieran Alonso y Ribery
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

Tal y como aseguró Jorge Valdano ayer y como Defensa Central vino informando, las negociaciones que el Real Madrid tiene abiertas con el Liverpool y el Bayern de Múnich por Xabi Alonso y Ribery parecen enquistadas. Ambos clubes se muestran públicamente reticentes a vender a sus respectivos jugadores y se han descolgado pidiendo 50 y 80 millones de euros respectivamente, unas cifras a las que el club blanco no está dispuesto a llegar.

Es por ello precisamente que ha empezado a tantear otras opciones por si estos dos fichajes no pudieran fructificar este verano. Para el centro del campo se manejan nombres como los de Aquilani, D'Agostino o De Rossi, pero ha sido precisamente por este último por el que ya han empezado a negociar según asegura el diario Marca.

Tal y como adelantó Defensa Central el pasado 18 de mayo (noticia confirmada posteriormente en Italia y en el resto de medios españoles), el mediocentro de la Roma estaba en la agenda del Real Madrid y, aunque nunca ha sido la primera opción, parece que las circunstancias del mercado han hecho que gane enteros. El Real Madrid está dispuesto a invertir 30 millones de euros en el italiano y así se lo ha hecho saber al club giallorosso, una cantidad que se considera suficiente para convencer a una Roma que, aunque le ha declarado intransferible, necesita reflotar como sea su delicadísima situación económica. Hace sólo cuatro días de hecho, el director deportivo romanista -Bruno Conti- se descolgó tasando a De Rossi en 40 millones de euros, tal y como publicó Defensa Central, pero se espera que esa cantidad se reduzca, al menos, en 10 millones.

CAZORLA GUSTA MUCHO A PELLEGRINI

Por otra parte, en el caso de que Ribery no llegase al conjunto blanco este verano, otra opción que se maneja en las oficinas del Santiago Bernabéu es la de Santi Cazorla. Ni el trato con el Bayern de Múnich por Ribery, ni con el Valencia por Silva son en este momento fluidos, y el centrocampista del Villarreal es una de las debilidades de Manuel Pellegrini por su movilidad, su exquisito trato del balón, su capacidad de trabajo y su juventud.

Por el momento no se han iniciado las negociaciones con el club amarillo, que el año pasado consiguió retener a Cazorla tras una primera ofensiva del Madrid, pero se podrían iniciar en próximas fechas en el caso de que no se avance en las negociaciones que ya hay abiertas. Aún queda mucho verano por delante y, si bien las opciones de Xabi Alonso y Ribery aún no están descartadas, el mercado de fichajes todavía tiene margen para dar muchas vueltas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información