Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Rafa Benítez, el Llorente de Liverpool

  • En el Madrid están bastante enfadados con la actitud del técnico en el tema X.Alonso
En el Real Madrid están bastante enfadados con su actitud en el tema X.Alonso
Defensa Central Defensa Central

Andan mosqueados, y con razón, en las oficinas del Bernabéu con la postura 'negociadora' que ha tomado el Liverpool en el caso Xabi Alonso. Y eso queda personificado en la figura de Rafa Benítez, un madridista al que su enemistad con Valdano, actual Director General del Real Madrid, le está llevando a tratar al club de sus amores como al peor de sus enemigos.

En el Real Madrid entienden que Benítez está intentando jugar con ellos. Está realizando una táctica muy parecida a la que obró en su día Manuel Llorente, presidente del Valencia, en el caso Villa. Y es que Benítez le ha cogido gusto al juego del gato y el ratón.

Si una semana pide 35 millones por Xabi Alonso y el Madrid hace oidos sordos a su demanda amaga con recular y solicita 30 a los dirigentes madridistas, como así sucedió a comienzos de semana. Sin embargo, cuando el Madrid se apresuraba a negociar sobre esa cantidad incluyendo incentivos que pudieran dar con ese tope de 30 'kilos', Benítez se vuelve a desdecir y solicita 35 millones y 5 más dependiendo del rendimiento del jugador en el club. Sin comerlo ni beberlo, el Madrid se dio de bruces con una subida del precio de Xabi Alonso de casi 10 millones de euros. Estas cambiantes formas de Benítez no le están gustando nada al club madridista y Florentino está que trina en ese sentido.

El culebrón de Xabi Alonso está próximo a su fin. A día de hoy la balanza está al 50%. Sin embargo, el que está perdiendo muchas posibilidades de cara al futuro es Benítez. Dijo que algún día le gustaría volver al Real Madrid. Con comportamientos como el suyo en esta negociación las chinitas en el camino se las está poniendo él mismo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información