Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Podemos ganar la final en el Bernabéu"

  • El portero madridista confía que se cumplan las expectativas creadas en esta nueva etapa de Florentino
Casillas repasa la actualidad blanca
Borja Fernández Borja Fernández

Tras toda una vida en la "casa blanca", el ahora tercer capitán del equipo comprende las exigencias de un equipo construido para ganar, espera con ilusión la llegada del Mundial 2010 y no descarta, en un futuro lejano, presentarse como presidente.

Iker Casillas se encuentra en un momento dulce de su carrera. Insustituible tanto en la portería merengue como con ‘la Roja’, y con un saco de títulos a sus espaldas, confía en que las cosas vayan la mitad de bien en el conjunto blanco que con la Selección (reciente campeona de Europa y con claras aspiraciones de cara a la cita mundialista), lo que les permita romper el reciente dominio blaugrana, sobre todo para la consecución de la Décima: "Han venido una serie de jugadores que nos van a dar el salto de calidad para ser competitivos y recuperar la hegemonía en Europa. Este año vamos a vivir grandes noches europeas".

Tras el terremoto futbolístico que supuso el retorno al Madrid de Florentino, del que desmiente no sentirse respaldado en el pasado, "al contrario, fue él el que me renovó. La gente dice ese tipo de cosas, como también que no me llevo bien con Raúl, sin ningún fundamento", el de Móstoles reconoce, casi estupefacto, las altas expectativas que este desembarco ha creado: "No tengo casi ni palabras. Es suficiente con ver la ilusión que ha generado en el madridismo. Yo me fui enterando de cada fichaje estando de vacaciones, y a medida que pasaba el verano las ganas de que empezase la temporada eran más grandes".

Iniciada ya esta 'superproducción' madridista, el guardameta sabe cuál es el primer objetivo: “El primero es conocernos después de tantos cambios. Ya estamos acostumbrados a cambiar de método y de directiva. Sobre todo Raúl, Guti y yo, los más antiguos", si bien, ésta es una labor a contrarreloj: "Estamos obligados a hacerlo rápido. En el Madrid no hay paciencia ni tiempo. Las cosas se quieren desde ya. Y una cosa es conocerse en el campo y otra conocerse fuera, y esas dos cosas tienen mucho que ver en el resultado final cuando las juntas".

 

Su labor como capitán

Ahora, a apenas dos semana de cumplirse los diez años desde su debut en Primera División en "La Catedral" de San Mamés

"Yo creo que

el Madrid

tiene mejor plantilla

que el Barça"

en aquel lejano en un Athletic 2 - Real Madrid 2, comprende un poco mejor su labor como capitán de un equipo: "Intento hacer de trampolín a los jóvenes recién llegados, como en su día hizo Fernando Hierro conmigo. Yo soy el más joven de los tres capitanes y quizá me siento más cerca de los más jóvenes de la plantilla", más concretamente "hablas con Albiol, Arbeloa o Kaká y les preguntas que en qué puedes ayudarles, vas con ellos a comer, a cenar, intentas conocerles...", al igual que antes lo hicieron con él: "Yo llegué con 18 años y había gente como César Navas, Bravo y Miñambres, que también empezaban, y fundamentalmente se aprenden los códigos del vestuario".

 

Nuevos jugadores, nuevo estilo

Con la llegada de tantas caras nuevas, incluida la del nuevo entrenador, Manuel Pellegrini, las costumbres, forzosamente, acaban cambiando. Al entrenador chileno le parece conveniente concentrar a la plantilla antes de los partidos, lo que al 'Santo' no parece gustarle demasiado: "Yo no soy partidario de ellas, pero si el míster lo cree conveniente hay que aceptarlo", y para justificarlo se sirve del ejemplo del Barça de Guardiola: "Hay un caso, que es el del Barcelona, que habiendo viajado a varios partidos en el mismo día ganó el triplete. Se trata, simplemente, de adaptarse al gusto del entrenador".

Antes de pasar a comentar el juego de este remozado equipo se detiene un momento para aclarar lo de su nuevo look: "No, no es ninguna promesa, pero con este revuelo que se ha montado lo mismo me la dejo. El día que me levante y me aburra, me la afeitaré", comenta sobre su despreocupada barba. "la verdad es que la dejé y crecer y hasta ahora", y que sólo responde a algunas manías que, con el tiempo, todos vamos adquiriendo: "Ahora me ha dado por ponerme las medias al revés pero, por lo demás, como las mangas ya me vienen cortadas, sólo suelo tocar el palo cuando me meten un gol".

Ahora sí, hablemos de fútbol. "La parte de arriba es demoledora, pero el juego en general no es caótico, lo que pasa es que hay que conocerse y no podemos llegar el primer día y meter cinco. Incluso atrás somos sólidos, a pesar de lo que la gente diga. Xabi y Lass se ocupan de sostener al equipo. La verdad es que estoy teniendo poco trabajo hasta ahora", replica el portero ante las críticas por el juego deslavazado del equipo, concretamente sobre los recientes goles recibidos a balón parado: "Bajo mi punto de vista eso es una estupidez, casi una cuestión anecdótica", si bien deja claro con sus palabras que es algo que el míster no ha pasado por alto. La jugada está esudiada: "Depende de si la falta es lateral o no, o si está alejada. Tenemos dos o tres jugadores en zona y otros cuatro al hombre, y eso es bueno porque así hay gente que tiene la responsabilidad de parar al jugador del que se encarga. Yo en general estoy contento con la defensa que tengo. De Pepe hay poco que hablar, y el resto son jóvenes pero experimentados, como Albiol, Ramos, Garay y Arbeloa. La banda izquierda parece la más inexperta, o mejor dicho, con más vocación ofensiva. Pero Marcelo, con lo impulsivo que es, ha hecho una gran pretemporada". A propósito del técnico chileno, Casillas desvela su filosofía futbolística: "Tocarla mucho y rápido, pases cortos, llevarla de delante a atrás, de un lado a otro".

 

"El Madrid tiene mejor plantilla que el Barça"

Las comparaciones son odiosas, pero tras el ‘triplete’ blaugrana el portero internacional no se amedrenta de cara al futuro: "Sinceramente, comparando hombre por hombre, yo creo que el Madrid tiene mejor plantilla que el Barça. Pero el Barcelona también tiene un equipazo que ya ha rendido y que a mí me ha dado mucha envidia sana. Por ejemplo, ver todos los premios que le han dado a mi amigo Xavi. Ahora, nuestra aspiración es crear un estilo propio jugando lo mejor posible”. Si bien, considera fundamental, y una ventaja para el Madrid, la marcha de Eto’o: "Me alegré mucho de que se fuera a Italia. Para mí, es mejor que Ibrahimovic". Pero considera que la Liga será cosa de dos: "Sobre el papel sí, pero seguro que hay otros equipos que se apuntan".

"La pegada será la principal característica del Madrid. Y aún así, lo individual no superará a lo colectivo. Tenemos jugadores para hacer un equipo compacto", dice, desvelando con ello un secreto a voces. Y es que Florentino se ha encargado de configurara una plantilla con lo mejor de cada liga, por ejemplo uno de los máximos goleadores de la Premier League, Cristiano Ronaldo: "La gente anda mal metiendo con su adaptación. Es un jugadorazo como la copa de un pino y lo está demostrando"; o de la Ligue 1: "Benzema es un goleador. Lo ha demostrado en el Lyon y en la selección francesa. Creo que con gente al lado como Raúl, Cristiano, Kaká y Van Nistelrooy se va a hinchar a meter goles". De momento, también ha hecho buenas migas con Kaká, "¡Es un poquito bromista! La temporada es larga, ya le pillaremos por banda. Es muy bromista, con eso se lo digo todo. Ahora que como jugador es serio y disciplinado, un gran ejemplo para la gente que viene de abajo. Y en el campo, alguien realmente distinto".

Entre tanto fichaje 'galáctico' no se olvida de la llegada de jugadores nacionales, "también se ha españolizado la plantilla", ante lo que también se ha alabado la política de fichajes madridista: "Se habla mucho de los futbolistas mercenarios, y es respetable, pero tener un poco de sentimiento en este deporte es importante. Ojo, no hablo del Madrid, pero los valores se perdieron hace mucho tiempo en el fútbol, y traer españoles lo suaviza". Sin dejar de lado la llegada de nuevos jugadores, el guardameta también tiene palabras para los que se marcharon, como el polémica caso Robben: "Son cosas del club y de él. Que aportaba cosas está bastante claro".

"La pegada será

la principal característica

del Madrid"

De entre los muchos objetivos que se le exigirán a esta gran plantilla hay uno que resplandece por encima de los demás, la final de la Champions League con sede en el Bernabéu: "Hay presión y ganas por ser la final en nuestro estadio. Qué menos que siendo en Madrid la final la defendamos en nuestro campo. Lo que sería un fracaso es hablar ya de triplete. Un fracaso rotundo. Como dice el míster, pasito a pasito y partido a partido", y el primer paso es la fase de grupos: "Bueno, tenemos a un rival fuerte en el grupo, que es el Milán, y nos puede servir para medir nuestro potencial. Así que está bien. Con los jugadores que tenemos se puede ganar la final del Bernabéu. Lo que hay que hacer es demostrarlo en el campo".

 

Rumbo al Mundial

A nivel colectivo, no pierde de vista la cita mundialista de Sudáfrica en 2010, para la que ya se está preparando: "Hay gente que se organiza para llegar a esas fechas lo mejor posible. Y nadie quiere lesionarse. Yo trabajo la intensidad, no el fondo. Como mucho hago cuatro kilómetros en un partido".

A nivel personal, Casillas lleva ya unos cuantos años dedicando su tiempo libre a labores humanitarias: "Ya son unos cuantos años. Lo hago porque me apasiona la idea de ayudar a la gente. Si va mi vecino del tercero a Mali no tiene repercusión. Si voy yo, sirve para que la gente vea como un niño de dos o tres años no suelta una lágrima a pesar de vivir en la miseria. Luego llego a España y veo a mi primo llorando porque no le dan un chupa-chups... Lo hago convencido. Si vas sólo una vez lo echas en el olvido. Si vas varias, tomas conciencia de que eso no es una película que te están contando en el telediario. He visto gente que hace diez kilómetros a pie para ver un partido de fútbol del Madrid en la tele".

 

Su futuro fuera del fútbol

Por último, tiene claro lo que hará cuando deje esto del fútbol al máximo nivel:"Siempre he dicho que me gustaría estar vinculado siempre al fútbol, como entrenador, o tocando otras cosas". Seguro que nada que ver con ser representante: "No, no... eso es otro rollo”, pero, ¿y presidente?: “Bueno, llegado el caso hay que estar capacitado para ello. Yo me desvivo por el Madrid y soy madridista hasta la médula. Igual cuando tenga 50 ó 60 años me presento".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información