Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La pifia de Laporta enseña a Florentino

  • Las primas a escena
Las primas a escena
Defensa Central Defensa Central

Florentino Pérez y su junta quiere tenerlo todo atado y bien atado. Ya han diseñado ese presupuesto record en el mundo del fútbol de 415 millones de euros y no quieren dilapidar el dinero, muy al contrario, Florentino para eso es un aestratega que no regala un euro.

Por eso, ayer varios medios de comunicación adelantaban que la directiva madridista estaba diseñando las primas que va a ofrecer a la plantilla por objetivos conseguidos para la temporada que comienza. Otra cosa es que los capitanes, en nombre de los jugadores, la acepten o no. Y como Florentino es optimista ha pensado en dar 900 mil euros a cada jugador en caso de que ganen el triplete. Eso podría suponer unos 25 millones de euros (habría que incluir además de la plantilla, al cuerpo técnico y una extra para los trabajadores del club) si esta plantilla consiguiera Liga, Copa y Champions.

Visto así podría parecer una burrada, pero si ganando sólo la Liga de Campeones el club aseguraría unos ingresos cercanos a los 40 millones de euros, como mínimo -podrían ser más dependiendo de los resultados-, todos estarían más contentos que unas castañuelas afición incluida.

 

Beneficios en caso de que llegue el triplete

Sin embargo Florentino juega con ventaja en toda esta operación y es la pifia de Laporta. El presidente del Barcelona, el más listo y perfecto de los presidentes de clubes españoles vistas sus declaraciones, no calculó la temporada pasada las consecuencias que tendría ganar el triplete para las arcas del club. El delapidador direigente culé acordé unas primera individuales por títulos que una vez sumadas alcanzaban la bonita cifra de 39 millones de euros (y sin paga extra para los trabajores del club). El Barcelona ingresó como campeón de clubes continentales vía UEFA algo más de 36 millones de euros. Quiere decir que la caja barcelonista tuvo que abrirse y sacar más de tres millones de euros, que sumado a esos 36, redondeaban la prima preestablecida por el gran ingeniero financiero del barcelonismo.

Ahora, un año después, Florentino ha visto la jugada, ha sido cauto y él si sabe que su equipo es capaz de ganar el triplete, algo que seguramente Laporta ni soñaba cuando apalabró las primas con los capitanes de su plantilla. Lo dicho, un gañán y no un presidente de un club como el Barcelona.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información