Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los números avalan a Higuaín

  • El argentino, cuestionado tras el Clásico
El Pipita, cuestionado tras el Clásico
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

Una de las decisiones más sorprendentes que Manuel Pellegrini tomó antes del partido contra el Barcelona fue la de apostar por Higuaín como delantero titular. Mucho se había especulado con la posibilidad de que la reaparición de Cristiano Ronaldo pudiera relegar al banquillo a Marcelo o al Pipita, sin embargo fue Benzema el que tuvo que esperar su oportunidad desde el asiento de al lado del chileno.

 

Ni con Ronaldo, ni con Higuaín, ni con Benzema sobre el césped el Madrid fue capaz de perforar la portería culé, sin embargo ha sido contra el argentino contra quien se han cargado las tintas en algunos foros de debate tras el Clásico por considerársele no válido en partidos de la magnitud del que se vivió el domingo en el Camp Nou. Un calificativo que bien se podría discutir.

Y es que si el ‘20’ merengue fue titular ante el Barcelona fue indudablemente por méritos propios, ya que llegaba de jugar como titular los últimos seis partidos disputados por el Real Madrid, en los que había logrado nada menos que cinco goles. Pero es más, porque gracias a esas últimas notables actuaciones con la elástica del Madrid el delantero, que costó doce millones de euros, llegaba al Camp Nou como el ariete más efectivo del conjunto blanco por delante de Raúl, Van Nistelrooy y Benzema con un gol cada 113 minutos, así como con una renta del 20% de los puntos merengues conseguidos gracias a sus goles.

HIGUAÍN, EL HOMBRE DE LOS GOLES IMPORTANTES

Desafortunadamente para los intereses del madridismo, el argentino no pudo continuar con su buen hacer ante el Barcelona, pero la apuesta por Higuaín no era del todo descabellada pues estos números no son fruto de la casualidad tampoco. Y es que el argentino ya fue el año pasado el máximo goleador merengue en Liga, y ya había respondido en momentos de máxima exigencia a pesar de sus 21 años. Así lo hizo en la Liga que se ganó con Fabio Capello, donde Higuaín marcó ante el Espanyol el 4-3 definitivo en la jornada 34. O en la Liga que se consiguió con Bernd Schuster, donde el Pipita anotó ante el Osasuna en el minuto 89 en el partido que sirvió para cantar el alirón merengue. O en la temporada pasada, donde el argentino marcó en las postrimerías del partido ante el Atlético en el Calderón, y ante el Getafe cuando el Madrid aún le disputaba el título al Barcelona. Desde ese prisma, los números están de su lado sin duda.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información