Ir a versión clásica Ir a versión móvil

'Madriditis' valenciana

  • El Valencia sueña con el Madrid
El Valencia sueña con el Madrid
Defensa Central Defensa Central

La tradicional rivalidad futbolística se transforma en ocasiones en un odio irracional hacia un equipo cuando éste reaviva los peores recuerdos deportivos.

Desde hace tiempo, las visitas del Real Madrid a Valencia se han caracterizado por un recibimiento hostil que supera la competitividad deportiva. El rencor fruto del resentimiento se han convertido en el único idioma que maneja parte de la afición valencianista.

La rivalidad entre ambos conjuntos se podrá volver a sentir en este Valencia-Real Madrid de la decimocuerta jornada de Liga. La afición valencianista considera éste como su particular clásico y a los merengues como su más odiado enemigo. "Históricamente tanto Real Madrid como Barcelona han compartido a partes iguales el rechazo de nuestra afición. Es lógico: eran los dos grandes a batir", expresaba David Albelda durante una entrevista. "Incluso durante los 70 u 80 era mayor el rechazo hacia el Barça por cuestiones nacionalistas", aclaraba. Sin embargo, "la época de los 'Galácticos' hizo mucho daño. Lo interpretamos como una forma de prepotencia del centro de España contra el resto del país. Desde entonces, todo ha cambiado. El Madrid es nuestro mayor rival", puntualizó.

 

Villa, Silva o la revancha de Juan Mata

La reciente historia entre ambos equipos potencia este odio y la lista de sucesos es extensa. El más reciene punto de fricción fue el fichaje frustrado de David Villa por parte de Florentino Pérez, si bien la ofensiva no parece haber terminado. Auténtico culebrón del verano, su no incoporación al equipo de Chamartín aunó todos los conflictos posibles. Valencia vio en la actitud del presidente madridista otra nueva prueba de su prepotencia que no se detuvo en 'el Guaje'. Junto al del asturiano, casos como el también frustrado traspaso de David Silva o el exitoso de Raúl Albiol en la actualidad, o los tanteos de Ayala y Mendieta en el pasado avivan este sentimiento. Aunque quizá en este sentido, el origen de este sentimiento de persecución de sus jugadores se encuentre en la polémica contratación de Pedja Mijatovic. Aunque también hubo jugadores que siguieron el camino opuesto: Santiago Cañizares, Iván Helguera o el más reciente fichaje de Juan Mata serían de los más detacados.

 

Partidos que escuecen en la memoria

En el plano puramente futbolístico también hay amargos recuerdos en la memoria valencianista. El más imborrable tal vez

sea el triunfo madridista sobre los valencianos en la que suponía la octava Copa de Europa 'merengue' en mayo del 2000. El Real Madrid alzó este entorchado continental tras golear por 3-0 al Valencia en París. Aquella herida nunca cicatrizó y los ánimos de venganza todavía resuenan por Valencia.

Otro desenceuntro, y desengaño 'ché', se encuentra en la épica remontada del Real Madrid en la Supercopa de 2008. El 4-2 obtenido en el Bernabéu sirvió para dilapidar la ventaja valencianista obtenida en Mestalla por tres tantos a dos. Si escarabamos en la memoria histórica futbolística seguro que encontramos muchos más antecedentes.

A este particular cóctel habría que añadir el siempre importante fac tor humano: el de las polémicas participaciones arbitrales, en donde penaltis robados, expulsiones injustificadas y prolongaciones interminables ayudarían a sacar de quicio al más pintado. Otros ingrediente: la prensa deportiva, que en su inestimable labor de difusión de la verdad, fometa una rivalidad, en ocasiones, por encima de la realidad.

Con todo, el Valencia-Real Madrid, un partido siempre tenso y disputado, vivirá un nuevo capítulo en la dolida afición valencianista que encuentra en una larga lista de desengaños deportivos la justificación perfecta para aliviar su particular pesadilla blanca. Esperemos que pese a ello, ésta nunca rebase los cauces normales de la rivalidad deportiva.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información