Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Florentino le planta cara al villarato

  • El presidente madridista ha decidido que el Madrid vuelva a tener importancia en la RFEF a partir de 2010
¿Cambiarán las cosas en 2010?
Defensa Central Defensa Central

Florentino Pérez ha decidido poner los puntos sobre las íes. No le quedaba otra salida pues el desmadre y compadreo existente entre Villar y Laporta, es decir, entre la RFEF (que engloba al colectivo arbitral) y el Barcelona, rozaba lo grotesco y la más absoluta de las vergüenzas.

El presidente del Real Madrid, por tanto, tiene decidio volver a la RFEF. De esta forma, el club blanco volverá a tener representación en la Junta de la Federación. Será durante los primeros meses de 2010 y, además, la vuelta de Florentino implicará la salida de Ramón Calderón que, para entonces, ya habrá teminado con su labor figurante de presidente de los actos del centenario de la Federación, según destaca El Confidencial.

Las relaciones entre Villar y Florentino nunca han sido buenas. El presidente de la RFEF prefirió escudarse siempre en Laporta y el Barcelona, y los beneficios para los catalanes en forma de ayudas arbitrales han sido más que evidentes durante los últimos años. La última muestra la tenemos en el atraco que Iturralde le hizo al Espanyol el pasado domingo.

El Madrid ha estado siempre desprotegido en este sentido. No hay que irse muy lejos para recordar arbitrajes en contra de los blancos que han sido salvajemente perjudicados como el día del Getafe en el que se expulsó a Albiol sin sentido, o el propio partido del Campo Nuevo en el que el vendido de Mallenco le escamoteó un penalti a los blancos y regaló un gol a Ibrahimovic en fuera de juego. Habrá que estar atentos si en 2010 Florentino con su acercamiento a la RFEF frena el villarato de la vergüenza que impera en este país llamado España aunque a Laporta, el más beneficiado de ello, se ponga vendas en los ojos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información