Ir a versión clásica Ir a versión móvil

A por el más difícil todavía

  • El conjunto blanco busca acabar con la maldición de Riazor para poder seguir cerca del liderato, pero deberá hacerlo sin Ronaldo y con sólo catorce jugadores del primer equipo ante un Deportivo en puestos europeos
Deportivo La Coruña-R.Madrid (22:00)
Alberto Piñero - La previa Alberto Piñero - La previa

Hace semanas que algunos ya aventuraban que la visita del Madrid a Riazor sería clave para las aspiraciones merengues en su lucha por el título. Pero ninguno preveía que las cosas se fueran a poner tan negras como se han puesto antes del encuentro. Y es que ya noes sólo la necesidad de puntuar para evitar quedarse a ocho puntos del líder, sino que tal y como se han venido dando las circunstancias, el partido de esta noche ante el Deportivo se ha convertido casi en el más difícil todavía para el equipo blanco.

 

Ya de por sí se le da mal el estadio de Riazor al Madrid, donde no ha ganado en los últimos dieciocho años. Pero es que esta vez llega con más hándicaps que nunca al estadio gallego. El inconveniente más relevante sin duda es la baja de Cristiano Ronaldo. Desde la Federación Española de Fútbol y todos sus estamentos se han empeñado en que el luso no juegue ni este partido ni el siguiente y, a pesar de los muchos recursos y alegaciones, el ‘9’ merengue no se vestirá de corto ante el Deportivo.

Cuatro canteranos en la convocatoria

Sin embargo, esta no será la única ausencia en el Madrid ni mucho menos. Y es que hay que sumarle nada menos que siete más. Pepe, Diarra, Gago, Van der Vaart, Higuaín, Lass y Garay mantienen la enfermería blanca llena hasta casi rebosar, y han dejado a Pellegrini con la difícil papeleta de configurar una convocatoria y un once de garantías con lo que quedaba. Por el momento para completar la lista ha llamado a cuatro canteranos, todos ellos con muy buenas maneras en el Castilla y que podrían tener algunos minutos incluso. Se trata de Mosquera, que repite después de haber sido citado también contra el Málaga, Mateos, Rodrigo y Raúl Ruiz.

Algo más difícil parece que será encajar todas las piezas para conformar un once sólido capaz de romper la maldición de Riazor. Y no porque no haya jugadores suficientes, sino porque entre los que quedan sanos no todos son precisamente con los que más cuenta Pellegrini, y ahí están los casos de Metzelder (el jugador de campo que menos minutos tiene a sus espaldas a día de hoy), Drenthe (el segundo que menos), y Raúl, el séptimo en esta particular lista, y porque jugó de inicio muchos partidos al compienzo de la campaña.

- La ficha:

DEPORTIVO: Aranzubia; Manuel Pablo, Colotto, Lopo, Laure; Juca, Antonio Tomás, Juan Rodríguez, Valerón, Pablo Álvarez; y Adrián.

REAL MADRID: Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Albiol, Marcelo; Xabi Alonso, Guti, Granero; Kaká, Raúl y Benzemá.

ÁRBITRO: Ayza Gámez (C. Valenciano).

ESTADIO: Riazor. 22.00 / La Sexta y Autonómicas.

Raúl podría volver a ser titular

Así las cosas, el entrenador madridista podría optar por Metzelder para suplir a Garay en el centro de la zaga, pero también cabe la posibilidad de colocar a Ramos junto a Albiol y poner como lateral izquierdo a Marcelo o a Drenthe. Y en la parte delantera del equipo las cosas no son más sencillas. Tal y como ha quedado la plantilla, parece que Pellegrini ya no tendrá que decidir entre Raúl o Marcelo, pues el capitán blanco es el único delantero junto con Benzema que puede formar en la línea de vanguardia, con lo que el concurso de ambos parece casi asegurado. Por detrás de ellos podrían jugar Kaká y Guti, y un poco más escorado a la banda Granero o Marcelo, dependiendo de si el brasileño forma finalmente en la zaga. El único que parece fijo a día de hoy es Xabi Alonso como eje en el centro del campo porque casi todos los de su alrededor podrían variar.

En idéntica situación se encontraban los de Lotina a mediados de esta semana, sin embargo a última hora han podido recuperar a Bodipo, Riki, Lopo y Aranzubía, con lo que al final el once que pueda disponer mañana el Deportivo no será tan desconocido como se preveía, justo al contrario que en el Madrid. El club gallego llega con algo de cansancio acumulado del partido de Copa ante el Sevilla (no mucho), pero con los ánimos en plena ebullición después de la magnífica primera vuelta que han cuajado, y sabedores de que las meigas siempre están de su parte cuando llegan los de blanco a Riazor.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información