Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una misión para los tocones

  • El centro del campo que presente el equipo estará lleno de calidad
El centro del campo que presente el equipo estará lleno de calidad
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Paciencia y jugar al fútbol. Con estos dos ingredientes parece imposible que al Real Madrid se le escape esta noche la remontada ante e Olympique de Lyon, por lo que Manuel Pellegrini optará por un centro del campo claramente ofensivo en el que Guti llevará la batuta.

La baja por acumulación de amonestaciones de dos titulares claros en el centro del campo blanco como Xabi Alonso y Marcelo obliga al técnico chileno a hacer un par de cambios en el once que este miércoles saltará al césped del Santiago Bernabéu. La cuestión que plantea este partido es la de realizar un fútbol ofensivo sin descuidar la parte de atrás, ya que un tanto de Olympique de Lyon forzaría al equipo a acabar por ganar el partido con dos goles de ventaja.

Por ello, la presencia de Lass como único pivote defensivo está asegurada. El francés será el jugador más retrasado en el medio campo y llevará acabo un desgaste clave en la recuperación del balón y la cobertura a sus compañeros. Todo para que el resto de jugadores del centro del campo y del ataque puedan desarrollar su juego de toque y verticalidad. Aspecto este en el que Guti se convierte en pieza vital ante la ausencia del 'motor' Xabi Alonso, pues el de Torrejón es el otro jugador de la plantilla capaz de crear jugadas de la nada. El '14' está, sin duda, en el mejor momento de los últimos dos años y esto es algo que el Madrid debe explotar.

Dos jugadores para un puesto

Pero la gran duda es el jugador que le acompañará en el puesto de volante ofensivo. La baja de Marcelo deja huérfana la banda izquierda, por lo que Van der Vaart y Esteban Granero pujan por la plaza que queda. Ambos son jugadores de características similares, si bien el holandés podría aportar un estilo algo más ofensivo, mientras el canterano se asociaría a la perfección con Guti. Así pues, cualquiera de los dos haría excelentemente su trabajo,aunque el holandés parte con algo de ventaja por el hecho de haber sido el héroe del partido ante el Sevilla.

Arriba es segura la presencia del triángulo mágico merengue. Kaká, Cristiano Ronaldo e Higuaín pondrán el fútbol vertiginoso y vertical que lleva demostrando el Real Madrid en los últimos meses. Con ellos el gol está asegurado, pero su combinación con jugadores de la calidad de Guti, Van der Vaart o Granero puede ser un verdadero polvorín. Ya se produjo media hora ante los andaluces el pasado sábado, por lo que lo que el espectáculo está asegurado este miércoles desde el mismo inicio del encuentro.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información