Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El efecto Juanito no surgió efecto

  • La grada del Bernabéu se extasió con el espíritu de las remontadas, pero no fue suficiente
La grada del Bernabéu se extasió con el espíritu de las remontadas, pero no fue suficiente
Defensa Central - DC Defensa Central - DC

Desde que se perdiera por 1-0 ante el Olympique de Lyon en el estadio de Gerland, desde el club, tanto jugadores como directivos apelaron al espíritu de Juanito para sacar adelante esta eliminatoria. Y el genio de Fuengirola volvió a hacer acto de presencia una noche más en el estadio Santiago Bernabéu.

Como en las míticas remontadas europeas de los años 80, el feudo madridista presentó sus mejores galas para el encuentro de esta noche. 76.000 almas acudieron al estadio de Concha Espina dispuestos a llevar en volandas a los suyos para acabar con un gafe, el de no pasar a los octavos de final, que se había venido prolongando durante las últimas cinco temporadas. Además, y para encender más aún los ánimos del Bernabéu, el Madrid no había conseguido ganar al conjunto francés en toda su historia, por lo que más que nunca era necesario que el 'espíritu de Juanito' hiciera acto de presencia en este encuentro de Champions.

Pero no hubo suerte. Los once jugadores blancos acorralaron al Olympique de Lyon practicamente desde el primer minuto del encuentro, y apenas le dieron opción para contrarrestar el vendaval de juego madridista en los primeros 45 minutos. Además, los once jugadores que se enfundaron la camiseta blanca del Real Madrid lo dieron absolutamente todo sobre el césped para conseguir tan ansiado objetivo, del mismo modo que hiciera el mítico '7' madridista cada vez que se torcían las cosas para su equipo. Pero el Lyon se sobrepuso a las dificultades de esa primera parte, y consiguió clasificarse para los octavos de final merced a un gol de Pjanic.

Pero no solo hubo 11 Juanitos sobre el césped del Bernabéu, sino que los hubo también sobre la grada. Y es que los 76.000 aficionados del conjunto blanco que se dieron cita en el Santiago Bernabéu transmitieron, a través de sus animos y sus bufandas al viento, transmitieron a sus futbolistas lo que Juanito hacía siempre en el campo: amor, pasión y sentimiento por un equipo y unos colores. Por noches como esta: ¡Gracias, Juanito!

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información