Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El calendario queda liberado para el Real Madrid

  • La plantilla ahora sólo tiene un único objetivo: la Liga
La plantilla ahora sólo tiene un único objetivo: la Liga
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Después de caer eliminados con estrépito de la Liga de Campeones ante el Olympique de Lyon, es momento de empezar a pensar en positivo. El equipo es líder en estos momentos de la Liga y el título nacional debe ser el que centre todas las preocupaciones del madridismo.

Más allá de que lo ocurrido el miércoles en el Santiago Bernabéu supone un palo muy duro para el Real Madrid, ahora es el momento de hacer borrón y cuenta nueva. Como comentó este jueves en rueda de prensa Íker Casillas, el equipo no puede seguir pensando más en la debacle europea, pues el título liguero debe ser el bálsamo que cure todas las heridas que ahora mismo tiene el club.

Por ello, la lectura positiva de estar ya fuera de la Liga de Campeones responde a la liberación del calendario de partidos. Esto supone que la plantilla únicamente disputará un duelo por semana de aquí a mediados de mayo, de manera que el Real Madrid sólo estará presente en trece partidos en los dos meses de competición que quedan. En total, será un encuentro cada cinco días; muy lejos de la exigencia física que hubiera supuesto llegar hasta la final del torneo europeo.

No hay que olvidar que el Real Madrid tiene una plantilla más amplia que el Barcelona, por lo que si el conjunto culé siguiese adelante en Europa, el conjunto blanco se convertiría en el máximo favorito para lograr la Liga. Hay muchas dudas sobre la capacidad del actual plantel culé para mantener el ritmo en las dos competiciones; y más si su máximo rival estará fresco cada una de las jornadas que se disputen.

A lo que hay que sumar que el calendario le es más benigno a los merengues. El Barcelona deberá visitar el Bernabéu el próximo 10 de abril, mientras que equipos siempre complicados como el Valencia, Athletic de Bilbao y Atlético de Madrid aún deben pasar por el coliseo blanco. Fuera, los partidos de Getafe, Mallorca y Almería son, a priori, los más difíciles para los de Pellegrini; si bien la posibilidad de plantearlos con tiempo cada semana se presupone definitiva para que los blancos no pierdan apenas puntos en lo que queda de Liga.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información