Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Arbeloa pasa del 'tiki taka'

  • "A un Mundial se viene a ganar"
"A un Mundial se viene a ganar"
Agencia EFE Agencia EFE

Álvaro Arbeloa está en desacuerdo con la crítica que acompaña el caminar de la selección española en el Mundial 2010. Cree que el nivel de exigencia se ha subido tras conquistar la Eurocopa pero que en una gran competición deben pensar en "ganar" y no en "dar clases de juego bonito".

Arbeloa está en la cabeza de Vicente Del Bosque como una de las novedades de España en la ''final'' ante Chile. Con su humildad habitual no se ve de titular. En una entrevista con Efe reflexiona sobre el momento que viven, el estado anímico del seleccionador y la crítica de Luis Aragonés. "El pasado se idealiza", confiesa. No ve al grupo tan alejado de la imagen del éxito de la Eurocopa.

Debutó en un Mundial con Honduras y ante Chile, ¿se acerca el momento Arbeloa?

Me hizo ilusión debutar en un Mundial, pero veo difícil entrar en el equipo titular. Creo que el equipo está bien. A pesar de perder el primer partido la línea es buena. Para los que estamos fuera va a ser muy difícil jugar pero es algo que uno no piensa. Sólo en entrenar y ayudar al equipo, luego si tienes suerte de jugar muchísimo mejor, pero veo difícil ahora que haya cambios.

P: ¿Qué aporta distinto?. En la comparación, Joan Capdevila admite que defiende peor, pero dice que ataca mejor.

Cada uno tiene sus características e intenta ayudar al equipo. No aporto nada especial que no de otro jugador. Ya sabemos como es Joan, defensivamente es un seguro y no creo que haya habido muchos extremos que le compliquen un partido ni le dejen con el culo al aire. Además ofensivamente es un defensa muy solvente, con mucho gol, por eso lleva años jugando en la selección.

Pero Del Bosque está meditando su entrada si se alcanzan octavos por la fuerza de Cristiano en Portugal o Maicon si es Brasil el rival.

La verdad es que veo a cualquiera de nuestros defensas capacitados para defender a los grandes futbolistas, tanto Sergio como Joan son capaces de defender a los mejores extremos. Eso sí, seguramente que en esos partidos su aportación ofensiva será menor porque estarán más atentos atrás.

¿Por qué hubo tanta seriedad en el grupo tras ganar a Honduras?

Creo que se nos quedó una sensación un poco mala por los últimos minutos, el partido se rompió y fue porque Honduras vio que lo tenía perdido, dejaban mucha gente arriba y cuando robábamos el balón teníamos mucho campo. Con el partido roto, el equipo se partió y no quedó sensación de fútbol control por nuestra parte. Lo importante era ganar y es lo que conseguimos.

Se ve que han incrementado el nivel de exigencia. Se ganó 2-0 en un Mundial y no daba esa sensación.

Es que ahora cada encuentro parece que España tiene que hacer el partido del siglo y no creo que deba ser así. A un Mundial se viene a ganar no a dar clases de plasticidad, de juego bonito ni de ''tiqui taca''. Tenemos un estilo que hay que ser fiel a él pero lo importante es ganar.

¿Vamos por el camino correcto aunque sea con menos brillo?

El camino correcto siempre es el de la victoria. Ante Suiza a pesar de perder, el equipo hizo muy buen partido. Desde fuera muchas veces se ve con más claridad. Vi al equipo bien. Ahora está claro que contra Chile es una auténtica final, un partido decisivo.

¿Qué destaca de Chile?

Son un grandísimo equipo. Nos costó ganarles en Villarreal porque son muy agresivos, se nota mucho la mano de su entrenador. Es una selección diferente que juega un sistema que la mayoría de los no utilizan. Arriba son muy rápidos, hay que tenerlo en cuenta.

El cruce de España será tremendo.

Por eso veo que es muy importante quedar primeros de grupo porque si te cruzas con Portugal pasas a cuartos con Paraguay en el camino. No es lo mismo que enfrentarnos a Brasil y cruzarnos con Holanda.

¿Se ha tocado el estilo de la selección?

Yo creo que no. Se habla mucho de la Eurocopa pero uno echa la mirada atrás y creo que jugamos una semifinal y una final brillantísima, pero los cuartos y en la clasificación ganamos a Italia por penaltis y a Suecia en el último minuto. Hicimos buen fútbol pero tampoco creo que fuese de un nivel altísimo. El nivel de exigencia ha subido mucho. Con Vicente tenemos más alternativas. Creo que muchas veces tendemos a idealizar el pasado.

Pero camino al Mundial se ha brillado.

Y con Del Bosque.

Entonces, ¿puede ser que se acuse la presión de un Mundial o incluso llegar de favorito?

También los equipos no son los mismos en un Mundial que en una fase de clasificación, ahora se dejan la vida. Estamos viendo en todos los grupos lo que cuesta ganar un partido. Grandes selecciones se han ido a casa como Francia o lo están pasando mal. Seguramente si hubiésemos ganado el primer partido marcando los goles que habitualmente hacemos, estaríamos hablando de otra cosa. En estos torneos es importante ir de menos a más.

¿Está llegando dentro de la concentración la crítica?

Si llega, la verdad, a través de vosotros o por internet. Es una crítica que hace que te des cuenta que la exigencia en España es altísima. Ya no solo se nos exige ganar los partidos sino hacerlo jugando muy bien. Con otras selecciones esto no pasa.

Y de la crítica de Luis Aragonés, ¿qué lectura hacen?

Nosotros tenemos mucho cariño a Luis y sabemos el carácter que tiene. Seguramente en su trabajo le pagan por decir lo que piensa, no por ser diplomático. No hay que darle más vueltas. Desde dentro no nos ha sentado mal. Todos le conocemos y tenemos mucho cariño por lo que hizo con nosotros.

Pero, ¿tiene crédito para decir lo que quiera?

Hoy en día cualquiera puede decir lo que quiera. Luis tiene sus pensamientos, su idea, hay que respetar todas las opiniones. Está claro que Vicente está sometido a una presión muy grande y es la cabeza visible del equipo. Para lo bueno y lo malo el seleccionador siempre está en el punto de mira de todo el mundo, pero si algo tiene este equipo es que le apoya a muerte y es lo único que ahora le puede reconfortar.

En otras etapas, el carácter de seleccionadores como Javier Clemente o el propio Luis alimentaban el debate. Pero a Del Bosque no se le ve cómodo.

Es que él no puede tener enemigos por su personalidad, no creo que ningún ataque que le están haciendo sea personal. En la prensa su figura se respeta bastante. Otra cosa es que difieran de su forma de ver el fútbol, sus cambios o el sistema. Creo que a este seleccionador se le tiene mucho respeto y que puede conseguir algo grande con España en el Mundial.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información