Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Bayern quiere medirse al "mejor Madrid posible"

  • El conjunto alemán aprovechará el partido para homenajear a Franz Beckenbauer
El conjunto alemán aprovechará el partido para homenajear a Franz Beckenbauer
Jaime de Carlos - EFE Jaime de Carlos - EFE

El Bayern Múnich espera poder contar con "la máxima presencia posible" de estrellas del Real Madrid para el partido de este viernes en Múnich, un homenaje de despedida tardío a Franz Beckenbauer, 33 años después de que el "Kaiser" dejara el club bávaro como jugador para irse al Cosmos de Nueva York.

"Es una lástima que entonces no tuviera su partido de despedida. Llegó el momento de recuperarlo", señaló Karl-Heinz Rummenigge, presidente del Bayern, respecto a quien ha sido, dijo, "nuestra máxima figura, como jugador, técnico y presidente".

Beckenbauer, el 'kaiser' indiscutible del fútbol alemán y actualmente presidente honorífico del Bayern, tendrá ese homenaje tardío, en la Allianz Arena de Múnich, al que Rummenigge espera asista el Real Madrid con "el mejor equipo posible", pese a las bajas que presente el equipo del portugués José Mourinho, como el brasileño Kaká y el luso Pepe.

Será, para los bávaros, el último partido ante un rival puntero una semana antes del arranque de la Bundesliga -frente al Wolfsburgo- y una después de llevarse el primer título oficial de la temporada, la Supercopa, al derrotar al Schalke. Según Rummenigge, la idea de dedicar ese partido de homenaje a Beckenbauer empezó a cuajar el pasado noviembre. Ahí se vio que para tal encuentro se debía buscar "el mejor rival" posible, para lo que se contactó con Florentino Pérez, quien de inmediato respondió con entusiasmo.

Pese al mutuo interés, la idea estuvo a punto de irse al traste en el tramo final, ya que las autoridades administrativas de Múnich prohibieron a los madridistas lucir la camiseta con el anagrama de su patrocinador, la casa de apuestas "bwin", en el encuentro amistoso. El equipo de Mourinho no podrá llevar su camiseta habitual, porque ello vulneraría la norma administrativa en materia de juegos de azar, lo que el propio Rummenigge se encargó de lamentar: "Es una lástima y no me gusta. Empaña el sentido de hospitalidad bávara", dijo.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información