Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Özil aún tiene dos asignaturas pendientes

  • Aún no ha marcado en la Champions League en su carrera, y sólo hizo una diana en la Europa League, pero en la fase previa. Este año tiene peor registro goleador que en 2009-10 en el Werder Bremen
Con tiempo para recuperarlas
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

El pasado domingo ante el Deportivo, Özil se estrenó como goleador con el Real Madrid firmando el segundo tanto del conjunto blanco. Una buena finalización desde el balcón del área cruzando el balón después de una gran combinación entre Xabi, Higuaín y el propio jugador alemán. Hubo de esperar diez partidos entre amistosos y partidos oficiales para ver al '23' blanco celebrar un gol, pero a pesar de la gran noticia para el madridismo, Özil aún tiene dos asignaturas pendientes.

La primera de ellas, que aún no se ha estrenado como goleador en la Champions League ni con el Real Madrid en dos partidos, ni con el Werder Bremen hace dos temporadas en seis encuentros, ni con el Schalke 04 una campaña antes en cuatro partidos. Esto es, cero goles en doce partidos en la máxima competición continental.

Sí marcó un gol sin embargo en la fase previa de la Europa League la temporada pasada, aunque luego ya en las sucesivas rondas tampoco consiguió anotar más dianas. Ni con el Werder Bremen, ni anteriormente con el Schalke 04. Una pequeña mancha en su excelso currículum aún con tiempo de disolverla a sus 21 años. Y la primera oportunidad la tendrá en un par de semanas cuando el Milan visite el Santiago Bernabéu en la Liga de Campeones.

Y la segunda asignatura a recuperar en esta temporada con el Madrid es el balance goleador. Y es que en la temporada pasada el mediapunta alemán consiguió nada menos que diez goles, firmando su mejor campaña como anotador. Hasta esa decena de dianas llegó tras 46 partidos oficiales, cuajando un balance de un tanto cada 380 minutos.

Un registro aún lejos del que lleva esta temporada con el Real Madrid, pues el gol ante el Deportivo llegó después de disputar 512 minutos con la elástica merengue. Afortunadamente para los intereses madridistas, el alemán aún tiene toda la temporada por delante para mejorar este balance. Algo no descartable ni mucho menos dada su calidad y tras lo visto en el último encuentro ante el Deportivo. Y es que ya lo decía Van Nistelrooy, los goles son como el ketchup, que al final sale todo de golpe...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información